La certificación de los sistemas de gestión ambiental se impone en el mundo actual, preocupado por preservar los entornos en los que desarrollan las actividades productivas. Las empresas, son cada vez más conscientes de que certificarse medioambientalmente es un elemento diferenciador con respecto a la competencia y, cada vez, más valorado por sus clientes y proveedores.

La certificación normalizada que reconoce la existencia de un sistema de gestión ambiental eficaz es la ISO 14001.

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) es la más reconocida en este ámbito y concede estas certificaciones, al igual que las de calidad, después de un estricto proceso de auditoría de los sistemas y procesos de las empresas que buscan certificarse, auditorías que se han de superar también cada vez que se renuevan las certificaciones que otorgan.

Unelco Endesa fue una de las empresas que primero apostó por certificarse en sus distintos ámbitos de actividad. Actualmente, tras años de esfuerzo y compromiso de todo el personal con esta labor, la empresa cuenta con certificación ISO 14001 en sus nueve centrales de producción en las islas, así como de la red y de las dos sedes corporativas que tiene en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria.

Tras superar estrictos requisitos, el informe de auditoría realizado previo a la renovación de las últimas certificaciones reconoce el importante esfuerzo en la mejora de instalaciones, y valora muy positivamente la implicación de los responsables, además del “enorme esfuerzo realizado por la organización en cuanto a la sensibilización medioambiental del personal propio y contratado”.

Concienciar a los trabajadores

La certificación ISO 14001 demuestra la existencia de un sistema eficaz de gestión ambiental y, por lo tanto, ratifica el compromiso de Endesa con la preservación del entorno. Asimismo, certifica que la empresa utiliza de forma racional los recursos y minimiza impactos ambientales, generación de residuos, emisiones y vertidos, mediante la aplicación de programas continuos de mejora y el establecimiento de metas medioambientales.

Un aspecto importante de cara a la obtención de la ISO 14001 es la sensibilización y concienciación respecto de la protección ambiental, por lo que la empresa realiza acciones de formación específica a todo su personal en materia medioambiental, manteniendo en todos sus centros un control permanente del cumplimiento de la legislación vigente y revisando periódicamente el comportamiento medioambiental y la seguridad de sus instalaciones.

Más información: Eldia.es