Roban 240 placas solares en la bodega del Mañán

29 diciembre 2009

La Cooperativa Santa Catalina de la pedanía monovera del Mañán ha sufrido un importante robo en la central fotovoltaica ubicada en el tejado de su bodega. La instalación, de 1.000 metros cuadrados, comenzó a generar electricidad limpia en julio de 2007 pero la pasada semana los ladrones se llevaron 240 de las 714 placas solares de las que constaba el sistema energético.
Fue en una noche lluviosa en vísperas de Navidad. Accedieron por los campos situados en la parte trasera de la nave para no ser vistos desde la cercana carretera que cruza la pedanía y comunica los municipios de Monóvar y Pinoso. Inutilizaron la alarma y luego subieron al tejado con unas escaleras de gran tamaño. Debió tratarse de un número elevado de ladrones porque, en apenas un par de horas, desmontaron lo que los trabajadores de la empresa instaladora Solar Iniciativas Tecnológicas tardaron más de una semana en hacer. También se sospecha que emplearon un camión para poder transportar todo el material robado, cuyo valor será cuantificado a partir de hoy por el perito de la compañía aseguradora. En cualquier caso se estima que las pérdidas económicas podrían superar los 200.000 euros.
Algo debió ir mal porque los asaltantes abandonaron la “faena” a toda prisa sin llevarse consigo las escaleras ni las herramientas. A la mañana siguiente, cuando los trabajadores llegaron a la bodega, se percataron de lo acontecido y pudieron seguir el rastro que dejaron los delincuentes por el barrizal que tuvieron que cruzar para cargar las 240 placas solares en el camión en el que se dieron a la fuga sin ser descubiertos.
La planta tiene una potencia de 121,39 kWp y proporcionaba una cantidad de energía renovable un 13% mayor que el consumo total eléctrico de toda la bodega del Mañán. Ahora deberá permanecer cerrada durante un tiempo indeterminado hasta que puedan repararse los daños ocasionados.
Este diario ya informó en agosto de 2005 que este tipo de robos se estaba disparando en toda la provincia y especialmente en el Alto Vinalopó. Ya entonces las fuerzas de seguridad redoblaban esfuerzos para tratar de acabar con la que entonces era una nueva modalidad delictiva. Ahora ya no lo es. Las investigaciones también apuntaban al mercado negro del norte de África como principal destino del material sustraído por la gran demanda existente y por los problemas de abastecimiento energético que sufre la población.

Los transformadores como nuevo objetivo

A los habituales robos de cable eléctrico, del que los ladrones extraen el cobre que luego venden en el mercado negro a precios que oscilan entre los tres y seis euros el kilo, se suman ahora como nuevo objetivo los transformadores eléctricos de las partidas rurales. En ellos los delincuentes tienen a su alcance grandes cantidades de cobre con mucho menos riesgo de ser descubiertos. Este fin de semana en Villena han asaltado uno de ellos. Ha sido en una finca situada en el paraje del Puerto de la Harina, en la carretera que va de Villena a Pinoso. Pero no ha sido el único. Hace unas semanas un transformador ubicado en la carretera que va de la pedanía monovera del Mañán a la localidad de La Romana corría la misma suerte. En ambos casos los autores han podido obtener unos 300 euros de botín pero han causado daños superiores a los 12.000 euros.

Via: Monover.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: