Industria desbloquea 14 parques eólicos que duplicarán la potencia instalada

2 marzo 2010

El País Vasco vuelve a contar con la fuerza del viento. Un acuerdo impulsado por el Departamento de Industria con las diputaciones de Vizcaya y de Guipúzcoa, y la asociación de municipios vascos, Eudel, ha permitido desbloquear la tramitación administrativa de 14 parques eólicos previstos en el plan de 2002 y que van a duplicar la potencia instalada a medida que se vayan incorporando a la red a partir de 2012. De los 153 megavatios (MW) instalados a día de hoy se va a pasar a 325 si los 14 pasan los controles administrativos y medioambientales preceptivos y empiezan a generar energía.

Una potencia que todavía está lejos de los 624 MW que los anteriores gobiernos nacionalistas diseñaron para estar operativos en 2010 y que la presión social ha tumbado al considerar obsoletas las condiciones medioambientales que exigían.

El Plan Territorial Sectorial (PTS) de 2002 se hizo con las demandas medioambientales de 1998 y en una década la normativa se ha vuelto mucho más exigente. La fuerte presión social contra los nuevos parques hizo que el pasado mes de julio todos los partidos políticos instaran al nuevo Gobierno salido de las urnas a buscar un nuevo consenso en torno a la producción de energía eólica. Un pacto interinstitucional hecho público ayer y del que sólo se ha desmarcado la diputación de Álava, cuyo departamento de Medio Ambiente está en manos del diputado de EA, Mikel Mintegui.

El consejero de Industria, Bernabé Unda, la viceconsejera de Medio Ambiente, Nieves Teherán, y el viceconsejero de Industria, Xabier Garmendia, explicaron que el Ejecutivo busca desplegar el potencial eólico en condiciones de respeto a la biodiversidad y a la preservación de los sistemas naturales. Una mezcla que permita sacarle rendimiento al entramado industrial vasco en el que destacan empresas como Petronor, Iberdrola, Sener, Gamesa, MCC, Guascor, Tecnalia, IK4, o IDOM y el EVE entre otros, con bancos y cajas comprometidos como el BBVA y la BBK, que participan en el cluster de la energía. Con esos criterios, Unda explicó que el acuerdo reactiva aquellos parques que no están en la Red Natura 2000, es decir, un total de 14 de los que 12 son pequeños, -de unos 10 MW cada uno-, y dos más, los de Ganekogorta y Mandoegi, con una capacidad de producción mayor. Estos parques seguirán la tramitación administrativa que estaba paralizada.

Hay cuatro más que están dentro de la denominada Red Natura y cuyo avance se bloquea para una posterior evaluación en un segundo PTS que ya ha sido iniciado, según confirmaron ayer fuentes del Gobierno. Son los de Arkamo, Cruz de Alda, Montes de Iturrieta y Gazume. El Gobierno asume que los condicionantes para estos cuatro parques hacen muy complicada su puesta en marcha pero “hay que seguir los trámites administrativos, por un concepto de seguridad jurídica”. Todos los parques tenían empresas adjudicatarias que podrían considerar vulnerados sus derechos si se paralizan sin más explicaciones. Otros dos parques como el de Ordunte, que tiene un informa negativo, y el de Kolometa por estar en parque natural, se han descartado definitivamente.

Más Información:elpais

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: