Este convenio tiene una vigencia de dos años y en este marco ambas empresas tienen previsto colaborar en la puesta en marcha de actividades relacionadas con la movilidad eléctrica que refuercen la posición de las dos entidades en sus respectivos sectores.

Asimismo, tanto Iberdrola como FCC pondrán en marcha tres líneas de trabajo para fomentar este tipo de transporte, como son el impulso de flotas eléctricas, la instalación de puntos de recarga y la participación en las demostraciones de movilidad eléctrica en las ciudades.

FCC e Iberdrola tienen intención, a su vez, de llevar a cabo acciones como la instalación de puntos de recarga en estacionamientos gestionados por el grupo de servicios ciudadanos, la dotación en flotas eléctricas corporativas y la ubicación de la infraestructura necesaria en sus oficinas o en la realización de las obras necesarias para adaptar los centros de inspección técnica de vehículos al vehículo eléctrico.

Más Información:cincodias