Algunos directivos de las empresas más punteras del sector eólico se refirieron ayer, en la Convención Eólica 2010, a la energía solar fotovoltaica como “problema”, idea que casa con la reivindicación sectorial de tener un marco regulatorio diferente para cada una de las tecnologías limpias. En concreto, el director ejecutivo de EDP Renováveis, João Paulo Costeira, aseguró que “el problema del sistema eléctrico es la energía solar fotovoltaica”.

La directora de producción de Iberdrola Renovables, Ángeles Santamaría, también reconoció, dentro del debate en el que participaban los directivos, que “hay un problema con el crecimiento excesivo de la fotovoltaica” que ha generado un “coste desmesurado”. La ejecutiva precisó que esta valoración no es “un ataque a esta tecnología”, sino que se limita a evidenciar que “no se ha controlado” su crecimiento. El vicepresidente de Vestas Iberia, Miguel Picardo, afirmó que “el hecho de que esta tecnología se haya disparado ha hecho mucho daño al sector y por eso es por lo que pedimos un marco regulatorio diferente”.

Más Información:cincodias