El coche más vendido en Japón en 2009, el Toyota Prius, es el primer híbrido que lidera las ventas de vehículos en un país, lo que abre la puerta a la expansión mundial de esta tecnología limpia y eficiente.

En tan sólo siete meses en el mercado, la tercera generación del Toyota Prius ha fraguado lo que en 1997 nació como una costosa alternativa a la gasolina. Un proyecto que ha necesitado doce años y el empuje de las ayudas públicas para convertirse en líder del mercado en Japón.

Toyota vendió en 2009 cerca de 209.000 modelos del Prius, tres veces más que en 2008, mientras que Honda sumó a esta cifra otros 93.283 Insight, el segundo híbrido más vendido de Japón y el quinto en el ránking general dado a conocer hoy por la Asociación de Distribuidores de Automóviles nipona.

Estos vehículos, que combinan un motor de explosión con otro eléctrico y reducen el consumo y las emisiones, se han impuesto gracias a los recortes de precios de los fabricantes y a la eliminación de impuestos que ha favorecido el Gobierno japonés.

En Japón, la crisis ha servido para que el parque automovilístico se modernice y para que los consumidores opten por vehículos como el Prius en vez de autos más grandes y pesados, que han perdido protagonismo este año al no poder acogerse a las ayudas.

El año 2009 ha demostrado que los consumidores optarán por los vehículos ecológicos si el empuje gubernamental es suficiente, lo que ha llevado a otros fabricantes japoneses, como Nissan, a apostar también por el coche eléctrico.

Tras las exenciones de impuestos y los descuentos iniciados en abril, las ventas de híbridos se dispararon, mientras las de automóviles convencionales caían a ritmo de dos cifras.

Un comprador japonés puede ahorrarse hasta 394.500 yenes (casi 3.000 euros) en la compra de un híbrido, un incentivo que ha favorecido la aparición de nuevos modelos con esta tecnología, como el Toyota SAI o los que Honda presentará en 2010.

Con todo, en la actualidad uno de cada ocho vehículos nuevos que circulan por Japón son híbridos, una proporción que no se da en ningún otro país del mundo, lo que ha contribuido a un tráfico más silencioso y menos contaminante en las ciudades.

Las emisiones de un vehículo híbrido pueden ser hasta un 55 por ciento menores a las de un coche convencional, a lo que se une un consumo que en el caso del Prius es de un litro por cada 38 kilómetros.

En ciudades como Tokio, con una gran densidad de tráfico, los coches híbridos pueden suponer un gran ahorro, ya que a velocidades inferiores a los 55 kilómetros por hora funcionan en modo eléctrico.

La hegemonía japonesa en este sector ha hecho que los principales beneficiados de las ayudas del Gobierno nipón sean los fabricantes locales, mientras las firmas alemanas o estadounidenses todavía confían más en la rentabilidad de alternativas como el diesel.

En Estados Unidos, las ventas de híbridos Toyota en 2009 se dispararon un 20 por ciento, pero en Europa a los consumidores no les salen las cuentas, en las que entran variables como los descuentos públicos, el precio de la gasolina y el tipo de conducción.

Sin embargo, para Toyota la apuesta por el Prius no ha sido un negocio tan rentable, ya que hasta esta tercera generación el proyecto iniciado en la década de 1990 ha sido deficitario y para competir en Japón se ha visto obligado a rebajar el precio en un 12 por ciento respecto al modelo anterior.

Así, el Prius aporta mucho menos al resultado operativo del primer fabricante mundial que los modelos de la gama alta, que pueden ser hasta diez veces más rentables.

El vicepresidente ejecutivo de Toyota, Takeshi Uchiyamada, dijo hace unos meses que el 30% de las ventas de vehículos del fabricante nipón serán de híbridos en 2020 y que en el futuro esta tecnología, combinada con otras propulsiones ecológicas, se impondrá en todos los países desarrollados al igual que ha pasado en Japón.

Más información: Emol.com

Anuncios

El consumo de electricidad cayó un 4,3% en 2009 en comparación con un año atrás, hasta los 255.721 megavatios por hora (MWh). Este retroceso, según la patronal del sector, Unesa, es una consecuencia de la crisis económica y representa el mayor descenso desde 1959, año en el que comenzó a elaborarse la estadística.

Se trata además del tercer ejercicio en estos 50 años en el que se contrae el consumo eléctrico neto. Los dos anteriores fueron 1993 y 2008, con reducciones del 0,3% y el 0,2%, respectivamente. En 2008, también se produjo una bajada del 0,2%. Ambos datos contrastan con los crecimientos anuales de entre el 2,7% y el 7,1% registrados durante el resto de la década.

La producción eléctrica también disminuyó, en un 5,1%, hasta los 300.684 millones de kilovatios por hora (kwh) y, en paralelo, las emisiones de C02 se recortaron en un 17%. En cuanto a las fuentes de producción, destaca la caída del 10,5% registrada en la nuclear y los descensos del 23,7% y el 9,1%, respectivamente, en las derivadas del carbón y el gas natural.

En el caso de la nuclear, Unesa ha atribuído el descenso a las paradas para realizar recarga de combustible, “que en algunos casos se ha prolongado más de lo habitual para tareas de aumento de potencia o la incorporación de nuevos sistemas”.

Avanzan las fuentes renovables:

En el sentido contrario, sobresale el incremento del 15,3% en la energía generada con fuentes renovables y el aumento del 8,4% que se anotó la hidroeléctrica.

Así, en 2009 las renovables produjeron el 18% del total de electricidad generada en España, el mismo porcentaje que la nuclear, con lo que las dos se colocan como segunda fuente de generación por detrás del gas natural, con un 36%. La producción a partir de carbón generó un 13% de la electricidad total, las instalaciones hidroeléctricas un 9% y los productos petrolíferos, el 6% restante.

Se reduce la inversión:

Este contexto de crisis económica (caída de la demanda, reducción del precio de las materias primas y aumento de la hidraulicidad) ha provocado que el precio medio ponderado de la electricidad en el mercado de producción disminuyera un 37% en comparación con el año anterior.

Con todo, durante 2009 las empresas integradas en Unesa -Iberdrola, Endesa, HC Energía, Unión Fenosa y E.ON- realizaron inversiones en activos eléctricos situados en España por importe de 5.630 millones de euros, cifra un 19% inferior a 2008.

Las inversiones en equipos de generación se contrajeron un 34%, hasta los 2.850 millones. La patronal ha subrayado que no se trata de la anulación de programas de inversiones, sino de “adaptación sus tiempos de ejecución a las necesidades del servicio”.

Por contra, la inversión relacionada con la actividad de distribución creció un 6,5%, hasta sumar 2.780 millones de euros, “con el fin de responder a las necesidades que en cada momento plantea la garantía y seguridad del suministro”, ha destacado Unesa.

Según datos de la patronal, las eléctricas destinaron a inversiones el 61,2% de los recursos obtenidos por su actividad en el mercado doméstico. No obstante, el déficit de tarifa supuso casi el 44% de los flujos de caja generados por las eléctricas.

Con todo, las empresas del sector incrementaron su deuda financiera en un total de 4.000 millones de euros para acometer el proceso inversor, pero también para atender a sus necesidades financieras.

Más información: El Mundo

Iberdrola está a punto de dar su primer salto hacia el negocio de exploración y producción de hidrocarburos mediante la compra de una participación en un yacimiento de gas en Argelia.

Gracias a un acuerdo con el grupo irlandés Petroceltic, la eléctrica española se convertirá, el próximo año, en dueño de una zona del Sáhara donde se ha realizado unos de los mayores descubrimientos de hidrocarburos de 2009.

La operación se materializará cuando Iberdrola ejecute una opción que tiene para adquirir el 49% que posee Petroceltic en uno de los pozos argelinos de esa zona, por 55 millones de dólares (36 millones de euros). Según fuentes cercanas a Iberdrola, la compañía ha elegido uno de los activos en Argelia, aunque todavía no se ha adoptado una decisión sobre el ejercicio de esta opción, cuyo plazo finaliza en mayo de 2010. Iberdrola pagó 7,3 millones de dólares en junio a Petroceltic para tener esa opción de compra.

Millones de barriles

Fuentes del sector dan por hecho que Iberdrola utilizará la opción de compra, y señalan que el campo elegido para ello es Ain Tsila Ridge 1, donde Petroceltic encontró en septiembre un significativo volumen de gas. Según la consultora IHS, se trata del décimo mayor descubrimiento de hidrocarburos del año en el mundo, ya que podría albergar gas por un volumen equivalente a 460 millones de barriles de petróleo, lo que supone dos años de consumo en España.

Petroceltic posee el 75% del campo, mientras que el grupo estatal argelino Sonatrach controla otro 25%. Iberdrola compraría el 49% de la participación de la compañía irlandesa, con lo que tendría un 37% del activo final.

La ejecución de la opción de compra debe ser autorizada por los reguladores argelinos y por Sonatrach, como socia del proyecto.

Los analistas creen que, si se confirman las posibles reservas de gas del yacimiento, el precio de la opción de Iberdrola es barato. Los analistas de Mirabaud valoran los activos de Petroceltic en Argelia entre los 100 y los 500 millones de libras (de 110 a 550 millones de euros). La operación supondría la primera incursión de Iberdrola en el negocio de las reservas de gas.

Más información: Expansion.com

CaixaRenting está impulsando la comercialización de automóviles de consumo eficiente a través de un paquete de ayudas del Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) para aquellas empresas y administraciones que contraten flotas de coches ecológicos, informó la sociedad de La Caixa.

CaixaRenting es empresa colaboradora del programa ‘Ahorra Energía’ del IDAE, y ofrece reducciones de la cuota mensual del renting con ayudas desde los 1.200 euros para coches con tecnología GLP o GNC (con gas natural) a los 2.300 euros para los coches híbridos.

Varios clientes de CaixaRenting ya se están beneficiando de estas ayudas, como el Ayuntamiento de Madrid, que ha contratado mediante un renting de 48 meses una flota de 55 vehículos híbridos.

También ha apostado por coches híbridos la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat de Catalunya, que ha contratado una flota de 10 vehículos durante un período de cuatro años.

Más información: Europapress.es

La compañía Endesa y la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) presentan entre hoy y mañana en Oslo su plan para la combustión limpia del carbón con motivo del lanzamiento de la Red Europea de Proyectos de Captura y Almacenamiento de CO 2 .

Esta red está impulsada por la Comisión Europea y España está representada en la capital noruega a través del proyecto conjunto que impulsan Endesa y la Ciudad de la Energía. La red se constituye como base de coordinación e intercambio de experiencias y conocimientos tecnológicos entre los principales actores europeos en el campo de la reducción de emisiones de CO 2 . No sólo en la combustión del carbón, sino también del gas natural y del petróleo.

El propósito final de la UE es que en el año 2015 estén construidas las primeras centrales de carbón de demostración comercial con sistemas de combustión limpia. Para poder integrarse en la Red Europea de Proyectos de Captura y Almacenamiento de CO 2 los proyectos han de tener una potencia mínima de 250 Mw. Tienen que evitar la emisión de al menos medio millón de toneladas de dióxido de carbono al año y han de demostrar la cadena completa de «captura+transportes+almacenamiento» entre otros requisitos.

El proyecto promovido desde la iniciativa privada por Endesa y que tendría como marco la central de Compostilla II en Cubillos del Sil -”donde la Ciuden construye su planta experimental-” consiste en la instalación de un grupo de 300 Mw con una tecnología altamente innovadora como es el lecho fluido circulante.

Esta tecnología permite una gran flexibilidad en la quema de todo tipo de carbones. El proyecto planteado para Compostilla I ya ha sido evaluado positivamente por la Comisión Europea para recibir una asignación inicial de 180 millones de euros. Sólo otros cinco proyecto en toda Europa cuentan con este respaldo en el Reino Unido, Alemania, Holanda, Polonia e Italia.

Más información: Diariodeleon.es

Los ciudadanos percibimos que poco a poco, y a veces de golpe, el recibo de la luz sube. Lo que notamos menos es la cantidad de aparatos eléctricos que tenemos en nuestras casas. El estado del bienestar los ha ido introduciendo en nuestras viviendas y consumen, eso está claro. El 30% del gasto energético de casi todas grandes ciudades se produce en las familias, en concreto un 18% corresponde a electricidad y gas y un 12% al combustible del coche. Una cifra respetable a tener en cuenta porque suponen millones de toneladas de CO2 que perjudican el medioambiente.

No sólo es cuestión de pensar en ducharse en vez de bañarse (se ahorra un tercio del gasto del agua y del calentador de gas o eléctrico) y hacerlo a la temperatura de 30 grados, sino en adoptar otros hábitos que sean rentables en la economía personal y, a la vez, contribuyan a mejorar el medioambiente.

La diferencia entre el consumo de un frigorífico clase A, de máxima eficiencia, y el de menor supone un ahorro no sólo de 400 euros al año sino que deja de emitir 2,2 toneladas de CO2. Una bombilla de bajo consumo cuesta más, pero también dura diez veces más que una tradicional, gasta casi un 80% menos y ahorra en su vida útil hasta media tonelada de CO2. Son dos ejemplos bastante claros de cómo desde una familia se puede contribuir a la sostenibilidad.

Más información: Pepegrillo.com

La compañía energética Iberdrola comenzará en los próximos meses a trabajar en un nuevo proyecto, denominado Investigación Cenit Verde, que tiene el objetivo de impulsar la investigación en el ámbito del automóvil eléctrico y cuenta con un presupuesto de 39,7 millones de euros, informó hoy la compañía, que señaló que esta iniciativa fue aprobada hoy por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

El proyecto en el que participa Iberdrola tendrá una duración de cuatro años y está liderado por la firma automovilística española Seat, aunque también participan otros 18 socios, entre los que se encuentran empresas energéticas, de infraestructuras, del automóvil y de tecnologías de la información.

El proyecto Investigación Cenit Verde está dividido en seis áreas temáticas. Iberdrola trabajará en la relacionada con la integración de estos vehículos en el sistema eléctrico y además se encargará de analizar el impacto de la introducción de los mismos en la red de distribución.

Asimismo, la entidad energética también realizará estudios de los diversos tipos de vehículos eléctricos, así como del uso de las redes inteligentes y del desarrollo de infraestructuras de carga que aumenten la manera de aprovechar las energías renovables.

Más información: Europapress.es