Erz-Endesa ha realizado una serie de actuaciones de mejora medioambiental con el objetivo de proteger la avifauna en espacios de la comarca turolense de Jiloca con una inversión de 44.000 euros asumida por la compañía eléctrica (60%) y la DGA (40%).

Las principales acciones llevadas a cabo han sido la reforma y adecuación de la red aérea de media tensión a 30 kilovoltios, que une Monreal del Campo y Ojos Negros. Desde el punto de vista técnico, los trabajos han consistido en la instalación, a lo largo de los 8,4 kilómetros de trazado de la línea, de balizas salvapájaros con una separación de efecto visual de cinco metros.

La inversión conjunta se ha llevado a cabo en virtud de un convenio de colaboración suscrito entre ambas entidades para desarrollar proyectos que eliminen o reduzcan los riesgos de colisión y electrocución de aves en líneas eléctricas.

La reducción y eliminación de los impactos ambientales causados por los tendidos eléctricos aéreos exige la ejecución de programas comunes de actuación debidamente analizados y planificados.

Más información: Aragondigital.es