Un total de 90.000 clientes de Endesa, lo que equivaldría a alrededor de 270.000 ciudadanos, ya disponen en la Bahía de Palma (Calvià, Marratxí, Palma, Arenal y Llucmajor) de gas natural, tras la entrada en funcionamiento del gasoducto en Sant Joan de Deu, a partir de finales de este verano, lo que ha permitido la sustitución del gas de aire propano por un combustible fósil “más limpio y de elevada eficiencia”.

Así lo explicó la consellera de Industria, Comercio y Energía, Francesca Vives, tras poner esta mañana en servicio, con gas natural, el último tramo de la distribución de Gesa Gas, dando por finalizado todo el proceso de sustitución del gas de aire propano por gas natural a todos los clientes de la Bahía de Palma.

“Hoy es un día histórico, porque 90.000 clientes dejan de usar un combustible determinado derivado del petróleo y pasan al gas natural”, señaló la consellera, quien recordó que todo este proceso comenzó el pasado 1 de octubre y es la “primera consecuencia de la puesta en marcha del gasoducto, que es la infraestructura energética más importante que se ha hecho en Baleares”.

Por otro lado, confió en que en dos años, el gas natural llegue a todos los ciudadanos de Mallorca y, en este sentido, informó de que la Conselleria está pendiente de que el Ministerio de Industria, adjudique el gasoducto primario de Son Reus, Inca y Alcúdia. Así, dijo que pese a que el secretario de Estado de Energía se comprometió a dar la autorización tras el verano, “todavía estamos esperando, aunque me consta que se está trabajando”.

Más información: Europapress.es