Sniace por un lado y el proyecto europeo Bionic por otro han conseguido que muchas miradas interesadas en los biocarburantes se dirijan estos días hacia Cantabria. En esta comunidad autónoma, el grupo químico presentó su línea de investigación en cultivos energéticos y esta misma mañana se ha clausurado el Seminario nacional sobre biocombustibles. Presente y futuro.

El Seminario nacional sobre biocombustibles. Presente y futuro, celebrado entre ayer y hoy en el Palacio de la Magdalena de Santander, forma parte de los trabajos de difusión del proyecto europeo Bionic, destinado a la promoción, suministro y uso de biocarburantes entre administraciones públicas locales y regionales. Durante el encuentro, además de abordarse aspectos de investigación, tecnología y desarrollo de otros proyectos (Probio, Adore It, Sugre), surgieron temas de actualidad, incluida la situación poco boyante del sector y las críticas que cuestionan su sostenibilidad.

Según declaraciones recogidas por Europa Press, el propio encargado de inaugurar el seminario, el director general de Transportes y Comunicaciones del Gobierno de Cantabria, Marín Sánchez, apostó por “seguir investigando en materia de biocarburantes y conseguir que el cultivo de sus materias primas sea compatible con el de productos alimenticios, y así dejar atrás la carga de polémica por los peligros asociados a la deforestación o al aumento del precio de los alimentos”.

Más Información:energias renovables

Anuncios

“Su utilización, en comparación con cualquier combustible fósil, genera más empleo, aumenta la recaudación en cotizaciones y tributaria, disminuye el déficit exterior y suministra energía al cliente final a precios inferiores”. Así de contundente se muestra la Asociación Nacional de Empresas Forestales (Asemfo) en un informe que sirve de aportación de la patronal forestal al nuevo Plan de Energías Renovables actualmente en elaboración.

Si se tienen en cuenta todas las ventajas laborales y económicas enunciadas, no es de extrañar que en Asemfo afirmen que tienen una salida ecológicamente sostenible a la crisis: “la biomasa forestal primaria, la que se extrae de nuestros montes y bosques”. Según la principal conclusión de un estudio financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el que se analizan las “posibilidades, necesidades y expectativas” del sector, Asemfo considera que “la biomasa forestal genera más empleo y suministra energía más barata y limpia que el gas y el gasóleo”.

El documento subraya que es “muy alta la actual disponibilidad de biomasa forestal primaria en nuestros montes para destinos energéticos. Puede estimarse en más de 10 millones de toneladas/año (con el 25% de humedad) las necesarias para mantener un nivel de gestión silvícola razonable, totalmente compatible con la mejora de nuestras masas”.

 

10.000 puestos de trabajo directos en el monte

Otro de los cálculos que se hacen en el estudio es que “la utilización de esta biomasa se autofinancia en precios de 15-20 euros megavatio hora (MWh) y genera unos 10.000 puestos de trabajo directos en el monte”. Sin embargo, puntualizan que alcanzar este nivel de utilización requiere fomentar los usos térmicos y eléctricos. Para Asemfo, a pesar de su demostrada eficiencia como fuente de energía térmica, ésta “no ha tenido ningún tipo de apoyo significativo durante el actual PER 2005-2010”. Pero recuerda que el enfoque de contabilización de energía final de la nueva directiva de renovables obliga a España a hacer un especial esfuerzo en su utilización para usos térmicos. “Y fomentarla como fuente primaria de energía eléctrica”, apostillan.

Asemfo aprovecha para pedir al Gobierno que “desarrolle un mercado amplio y transparente de la biomasa forestal basado en criterios económicos, ecológicos y sociales” e insiste en sus ventajas “sostenibles”: combustible de fácil gestión, puede utilizarse en el momento y en el lugar en que se demande energía; no es un producto tóxico ni peligroso; crea empleo rural directo e indirecto; su utilización es idónea a pequeña escala en instalaciones con sistemas de limpieza de humos poco sofisticados; y el sector está en condiciones de recoger la biomasa forestal de la manera más eficiente posible.

Por último, y en comparación con otros biocombustibles, el informe recalca también otras ventajas, como que la combustión no produce en cantidad significativa elementos corrosivos (cloro en la biomasa herbácea) o tóxicos (productos de combustión de pinturas y colas en la biomasa recuperada o RSU).

Igualmente, reconocen que al tener un porcentaje de humedad variable y en algunos casos elevado, su capacidad calorífica puede ser menor que otras biomasas sólidas, característica que facilita su gestión a empresas de servicios que suministran energía térmica en contador. Para finalizar, afirman que sus costes de extracción son algo superiores que los de la paja, cáscara o hueso, pero muy inferiores al del gas natural y el gasóleo.

Más información: Energías Renovables

El próximo 24 de noviembre, la Cámara de Comercio Alemana para España invita a todos los profesionales del sector a asistir a la IV Jornada Hispano-Alemana de Bioenergía, en el Hotel NH Parque Avenidas de Madrid.

La inauguración correrá a cargo del Consejero de Agricultura y Medioambiente de la Embajada alemana en Madrid. La Consultora Ecofys y el Ciemat ofrecerán una visión actual del sector de la biomasa en ambos países. Mucho interés despertarán también las recomendaciones de Avebiom sobre nichos de mercado de la biomasa térmica. Precisamente este es el sector que estará representado por varios fabricantes alemanes de calderas de biomasa en la Jornada.

El Centro Alemán de Investigación sobre Biomasa (DBFZ en sus siglas en alemán) dará una conferencia sobre las aplicaciones novedosas de la biomasa eléctrica en Alemania y los resultados obtenidos a partir de un estudio sobre el potencial de la biomasa en Andalucía.

El prestigioso Centro Internacional de Biogás y Bioenergía (IBBK) abrirá el bloque de conferencias sobre biogás y cogeneración en Alemania. A continuación se encargará AINIA de presentar los últimos resultados del proyecto estratégico Probiogas y la empresa de ingeniería Inper cerrará la tarde con sus experiencias y su visión sobre el futuro del biogás en España.

Más información: Construible.es

planta-biomasa-pellets-energias-alternativas-limpias-biocombustible-eficiencia-energetica-ahorro-calefaccionLas llamadas energías limpias son también una fuente generadora de actividad económica. La empresa gijonesa Jomasa construirá en Burgos una planta de «pellets» con capacidad para producir 80.000 toneladas al año de este material procedente de los residuos del bosque y que surte a las calderas de biomasa para producir energía. El proyecto representa la primera incursión de la firma gijonesa en el mercado de las energías renovables e incluye una inversión aproximada de nueve millones de euros, con la previsión de crear entre 27 y 30 puestos de trabajo para una instalación totalmente automatizada que funcionará las 24 horas del día a tres turnos.

Una caldera alimentada con «pellets» reduce a la mitad el gasto en combustible para la calefacción y el agua caliente. El consejero delegado de Jomasa, Joaquín García, explica así la proporción: «Un año de “pellets” son seis meses de gasóleo». Como ventajas de esta nueva fuente de energía limpia, García añade que se trata de un recurso inagotable, no genera problemas de almacenamiento, es inodoro y no entraña riesgos de emisiones. «Tenemos una dependencia excesiva del gas y del petróleo, pero no sabemos lo que va a pasar en el futuro», subraya el directivo, satisfecho del despertar español hacia la biomasa.

En 2006 se fabricaron 30.000 toneladas de «pellets» en todo el país; en 2007 fueron 95.000 y en 2008 se alcanzaron las 160.000 toneladas, el equivalente al consumo de unos 30.000 hogares. Teniendo en cuenta que una vivienda de tamaño medio emplea cinco toneladas al año de estas pequeñas pastillas de madera, las perspectivas de futuro son muy halagüeñas frente al previsible agotamiento de los combustibles fósiles.

Quince edificios del barrio ovetense de Buenavista ya lo han probado y comparten desde hace un año una caldera alimentada con «pellets». Para ellos el gasto en combustible para la calefacción y el agua caliente se ha reducido a la mitad: han bajado más de 200.000 euros al año. Los países nórdicos, Reino Unido, Austria, Italia y Alemania llevan años aprovechándose de las ventajas de la biomasa. En España, ayuntamientos y particulares han comenzado a incorporar calderas alimentadas por «pellets».

Más información: Lne.es

plan_energetico_aumento_potencia_energia_electrica_ciclos_combinadosIncrementar la potencia conjunta del parque de generación eléctrico gallego en 4.678 megavatios sobre los 10.875 megavatios instalados a julio de este año. Ese es el objetivo del nuevo plan energético que elabora la Consellería de Economía e Industria, que anula el proceso en curso activado por el bipartito con la cancelación del procedimiento de evaluación ambiental del anterior modelo, y desarrolla el nuevo programa para el período comprendido entre 2010 y 2015. El techo de producción al que llegará Galicia en dicho año, según el plan inicial que diseña la consellería, supondría un aumento del 43% de la potencia instalada, que se centrará en el desarrollo de los biocombustibles, nuevos ciclos combinados y energías alternativas como la eólica y la solar.

De acuerdo con el documento de evaluación ambiental del Plan Energético 2010-2015, que supone el arranque del proceso, el incremento de la potencia eléctrica llegará al techo de los 15.553 megavatios, entre los que se incorporan los 2.300 megavatios nuevos, hasta llegar a los 6.500, a los que aspira Galicia en el desarrollo del polémico proceso de concesiones eólicas, cuya fecha prevista de entrada en funcionamiento es 2014 o 2015. De lo ambicioso del plan da cuenta la previsión de que la producción a partir de energías renovables llegará al 95% del consumo dentro de cinco años. Hoy, el 39,5% de la producción eléctrica gallega procede de este tipo de fuentes.

Poco diferencia el objetivo en producción a partir de renovables que pretende la nueva Xunta sobre el anterior plan del bipartito, pero los caminos son distintos. A la apuesta por la solar térmica y fotovoltaica, así como la producción de biomasa, la Dirección Xeral de Industria, encargada del proyecto, incorpora nuevos ciclos combinados, que producen electricidad a partir del gas natural, y de los que pretende entren en servicio un total de 800 megavatios entre 2013 y 2015. Este incremento de capacidad equivale a dos centrales como la de Gas Natural-Unión Fenosa de Sabón, recientemente readaptada en parte a la producción de este tipo de energía.

En concreto, el documento de inicio señala que “en la planificación de la consellería y también en la del Gobierno del Estado, figuran las solicitudes de Endesa Generación y Unión Fenosa Generación para construir dos grupos de ciclos combinados a gas, en As Pontes y Sabón, de 800 y 400 megavatios, respectivamente, gemelos a los ya existentes en la actualidad”. “Dependiendo de la evolución del consumo a lo largo del período, se estima que en el horizonte 2013- 2015 comiencen a funcionar unos 800 megavatios”, explica el plan.

Más información: Elpais.com