“Su utilización, en comparación con cualquier combustible fósil, genera más empleo, aumenta la recaudación en cotizaciones y tributaria, disminuye el déficit exterior y suministra energía al cliente final a precios inferiores”. Así de contundente se muestra la Asociación Nacional de Empresas Forestales (Asemfo) en un informe que sirve de aportación de la patronal forestal al nuevo Plan de Energías Renovables actualmente en elaboración.

Si se tienen en cuenta todas las ventajas laborales y económicas enunciadas, no es de extrañar que en Asemfo afirmen que tienen una salida ecológicamente sostenible a la crisis: “la biomasa forestal primaria, la que se extrae de nuestros montes y bosques”. Según la principal conclusión de un estudio financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el que se analizan las “posibilidades, necesidades y expectativas” del sector, Asemfo considera que “la biomasa forestal genera más empleo y suministra energía más barata y limpia que el gas y el gasóleo”.

El documento subraya que es “muy alta la actual disponibilidad de biomasa forestal primaria en nuestros montes para destinos energéticos. Puede estimarse en más de 10 millones de toneladas/año (con el 25% de humedad) las necesarias para mantener un nivel de gestión silvícola razonable, totalmente compatible con la mejora de nuestras masas”.

 

10.000 puestos de trabajo directos en el monte

Otro de los cálculos que se hacen en el estudio es que “la utilización de esta biomasa se autofinancia en precios de 15-20 euros megavatio hora (MWh) y genera unos 10.000 puestos de trabajo directos en el monte”. Sin embargo, puntualizan que alcanzar este nivel de utilización requiere fomentar los usos térmicos y eléctricos. Para Asemfo, a pesar de su demostrada eficiencia como fuente de energía térmica, ésta “no ha tenido ningún tipo de apoyo significativo durante el actual PER 2005-2010”. Pero recuerda que el enfoque de contabilización de energía final de la nueva directiva de renovables obliga a España a hacer un especial esfuerzo en su utilización para usos térmicos. “Y fomentarla como fuente primaria de energía eléctrica”, apostillan.

Asemfo aprovecha para pedir al Gobierno que “desarrolle un mercado amplio y transparente de la biomasa forestal basado en criterios económicos, ecológicos y sociales” e insiste en sus ventajas “sostenibles”: combustible de fácil gestión, puede utilizarse en el momento y en el lugar en que se demande energía; no es un producto tóxico ni peligroso; crea empleo rural directo e indirecto; su utilización es idónea a pequeña escala en instalaciones con sistemas de limpieza de humos poco sofisticados; y el sector está en condiciones de recoger la biomasa forestal de la manera más eficiente posible.

Por último, y en comparación con otros biocombustibles, el informe recalca también otras ventajas, como que la combustión no produce en cantidad significativa elementos corrosivos (cloro en la biomasa herbácea) o tóxicos (productos de combustión de pinturas y colas en la biomasa recuperada o RSU).

Igualmente, reconocen que al tener un porcentaje de humedad variable y en algunos casos elevado, su capacidad calorífica puede ser menor que otras biomasas sólidas, característica que facilita su gestión a empresas de servicios que suministran energía térmica en contador. Para finalizar, afirman que sus costes de extracción son algo superiores que los de la paja, cáscara o hueso, pero muy inferiores al del gas natural y el gasóleo.

Más información: Energías Renovables

Los residuos forestales y urbanos se convierten en biomasa y a través de una planta de transformación producen energía. Además de las ventajas económicas de conseguir una nueva fuente de energía también tiene objetivos ecológicos y medioambientales. La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid afirma que el aprovechamiento de residuos arbóreos contribuye a disminuir el peligro de incendios forestales así como la eliminación de los árboles enfermos o muertos, mejorando de esta forma el estado sanitario de los montes.

Desde la Asociación de Desarrollo Sierra de Guadarrama-Alto de Manzanares (ADESGAM) se propone como ejemplo práctico a imitar el proyecto de uso de biomasa en la climatización de la nueva piscina municipal de Soto del Real. Pablo Hernández, el concejal de Deportes nos ha explicado esta interesante iniciativa.

La Consejería de Medio Ambiente, La Caixa y la empresa Biovalfor va a desarrollar en los próximos meses el Estudio de la Valorización de la Biomasa en la zona de la Sierra de Guadarrama- Alto de Manzanares. Con una inversión de 70.000 euros, se pretende cuantificar e indentificar la biomasa forestal utilizable en una comarca formada por más de una decena de pequeños municipios.

Tras estudiar las nuevas metodologías de extracción, transporte y transformación, la optimización de rendimientos y costes y finalmente la viabilidad, el siguiente paso será desarrollar una planta de transformación de la biomasa.

Más información: Sermadridnorte.com

Hace casi un mes que ha quedado atrás Expobioenergía pero aún colea el eco de las innumerables propuestas, acuerdos, presentaciones y visitas que la jalonan. Entre ellos estuvo el caso de Coca, un pueblo segoviano cuya apuesta por la biomasa forestal ha supuesto pasar de un gasto de 66.000 euros en calefacción con gasóleo a 9.000 con pelets y astillas. De paso, ha conseguido reducir su deuda a la mitad.

¿Y si un macroayuntamiento como el de Madrid hiciera lo mismo? Posiblemente conllevaría que su alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, solucionaría parte de su galopante deuda a golpe de una energía limpia que crea riqueza, como la biomasa. Juan Carlos Álvarez, el alcalde de Coca, lo explicaba de forma meridiana: “con la incorporación de la biomasa forestal a las calefacciones de varios edificios municipales hemos conseguido reducir la deuda que teníamos en 2006 de 400 euros por habitante a 198 euros en 2008”.

La sucesión de llanura castellana y cultivos cerealistas no hace presagiar que, casi de sopetón, se alcen cerca de 10.000 hectáreas de pinares. De ahí el nombre de la comarca en la que se asienta Coca, llamada Tierra de Pinares. Los montes son comunales y del ayuntamiento, pero el procesamiento de la madera para destinarla a las calderas del pueblo lo hacen madereros privados. Algo que también cambiará, ya que desde el Ayuntamiento adelantan que con la futura compra de una maquina para hacer astillas se reducirá aún más la factura municipal.

Líder en calderas en Castilla y León

La apuesta empezó en 2003, con la sustitución de la caldera de gasóleo en el Ayuntamiento. “Con la biomasa se ha incrementado en cinco veces el espacio calentado, ha aumentado el confort y sin embargo el consumo ha bajado”, resume el alcalde, que pone sobre la mesa la diferencia de gasto en este edificio: de 14.082 euros con gasóleo a 1.935 con pelets y astillas. Al Ayuntamiento le siguieron el colegio público comarcal, un centro de educación para adultos, otro de actividades acuáticas, el parque de bomberos, el instituto de bachillerato y el centro forestal El Sequero. Solo entre los cuatro primeros edificios, incluido el del Consistorio, la factura ha pasado de 66.288 euros anuales a 9.110.

Más información: Energias-renovables.com

biomasa-expobioenergia-energias-renovables-alternativas-castilla-leon-masa-forestalLa 4ª edición de la feria internacional especializada en bioenergía, Expobioenergía’09, ha acogido la presentación de dos nuevos manuales prácticos dirigidos a difundir las posibilidades del aprovechamiento de la biomasa forestal primaria en los pinares de repoblación de Castilla y León. El marco elegido para esta presentación fue la Jornada Técnica sobre Biomasa Forestal: ‘Situación de la biomasa forestal para energía en el sur de Europa: ejemplos reales’, inaugurada por Domingo Heras, presidente de Cesefor, y que contó con las intervenciones de Eduardo Tolosana, de la Universidad Politécnica de Madrid, de Juan Carlos Fernández Guerrero, de Biogesma, y de Roberto Astorga, miembro del Grupo Ence.

Ambos manuales son el resultado del proyecto realizado por Cesefor y la Junta de Castilla y León con el objetivo de dar conocer y mejorar los procedimientos para la extracción de biomasa en los principales aprovechamientos forestales realizados en Castilla y León. Con estas publicaciones y la presentada con anterioridad relativa a las choperas se pretende dar a conocer a las empresas interesadas las mejores prácticas y los costes aproximados del aprovechamiento integral de la biomasa aérea, y por lo tanto, facilitar el avance en la utilización para la valorización energética de una parte de la misma.

Dichas experiencias se han llevado a cabo con la participación activa de algunas empresas de explotación y tienen un carácter eminentemente práctico y de aplicación directa por parte de aquellos que tengan interés en el aprovechamiento de la biomasa forestal en el ámbito de Castilla y León.

La aportación de los costes que conlleva este aprovechamiento integral entendemos que pueden resultar útiles para avanzar en la deseable implantación de instalaciones destinadas a su valorización energética.

Más informacion: Leonoticias.com

biomasa_produccion_energia_electricidadMiguel Trossero, experto en usos energéticos de la madera de la FAO, y Álvaro Picardo, miembro de la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF), han coincidido en resaltar en el 5º Congreso Forestal Español las potencialidades de la biomasa forestal con fines energéticos, que si se aprovechara al máximo en España podría aportar el 75% de la demanda eléctrica que cubre ahora el parque nuclear.

Miguel Trossero y Álvaro Picardo no han parado de ofrecer datos y cifras que hablan de las posibilidades reales que tiene la bioenergía basada en la industria forestal. El primero, que solo se aprovechan 20 millones de metros cúbicos de madera al año, cuando la cifra podría alcanzar, con una explotación sostenible, los 50 millones. Este escaso 40% contrasta con la media del 65% que presenta Europa. “Si se aprovecharan los 30 millones de metros cúbicos restantes, la energía generada supondría el 75% de la que produce la nuclear al año en España”, sentenciaron ambos.

Los dos expertos han mantenido un encuentro con la prensa esta misma mañana en el marco del 5º Congreso Forestal Español, que se celebró del 21 al 25 de septiembre en Ávila, para responder a tres preguntas fundamentales: ¿hay posibilidad de obtener madera para usos energéticos?, ¿cuánta se puede llegar a extraer con los medios actuales? y ¿se puede poner en el mercado y ser competente con otros combustibles? Sí a todo, y con argumentos, pero también solicitando colaboración.

Un PER cicatero con la biomasa forestal

Para Miguel Trossero, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “uno de los grandes retos del sector forestal español es apostar por este tipo de producto, que requiere de políticas adecuadas e incentivos y ayudas para aprovechar este potencial”. Álvaro Picardo, experto en biomasa forestal de la SECF, aclaró que “en España disponemos de políticas y planificación, pero esto no despega y es imprescindible darle un impulso, porque el Plan de Energías Renovables es un poco cicatero en las ayudas a este tipo de producto energético”.

Más información: Portaldelmedioambiente.com

Gas Natural-Unión Fenosa anunció en el primer consejo de administración tras su fusión la intención de utilizar biomasa forestal, principalmente residual, en la central térmica de Meirama. La potencia correspondería a unos 60 MW sobre los 560 MW nominales instalados que tiene la planta, y ayudaría a reducir la imagen de alta emisora de dióxido de carbono y azufre que tiene.

Hace ahora un año, Greenpeace publicaba el informe El carbón en España, un futuro negro, ampliado en junio de este mismo año con un análisis más profundo de la industria de este combustible fósil en nuestro país. En el primero, la central térmica de Meirama, en A Coruña, aparecía como la sexta española que más emisiones de CO2 produce. Si se cumplen los pronósticos realizados el pasado viernes por sus propietarios (Gas Natural-Unión Fenosa), estas emisiones se reducirían de forma notoria, y la biomasa forestal será la responsable de esa reducción.

La primera reunión del consejo de administración tras la fusión de Gas Natural-Unión Fenosa se celebró precisamente en A Coruña. En este escenario, Salvador Gabarró, presidente del grupo, dio a conocer a Alberto Nuñez-Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia e invitado de honor a la reunión, varias iniciativas para esta comunidad relacionadas con la energía en general y con las renovables en particular. Entre estas últimas está la intención de destinar 250.000 toneladas de biomasa forestal, de las que el 80% serían desechos forestales de eucalipto y pino, a la central de Meirama. En concreto se utilizarían 60 MW de los 560 MW de potencia nominal instalada que tiene la planta.

Fuente: Energias-Renovables