El ministro de Industria, Miguel Sebastian, le ha dado un tirón de orejas al presidente de la Generalitat, José Montilla, por su negativa a que el municipio de Ascó, en Cataluña, tenga un almacén de residuos nucleares al asegurar: “¿Qué significa el principio de solidaridad? Cataluña consume más energía de la que genera”.

Según informa Radio Nacional, Sebastián, que se encuentra en Bruselas para asistir a la Comisión de Industria del Parlamento Europeo, ha criticado la actitud tanto de los dirigentes catalanes como de las autoridades de Castilla La Mancha, cuyos gobiernos se oponen a la construcción de un cementerio nuclear en sus comunidades.

El ministro apuesta porque las comunidades autónomas respeten la voluntad de los ayuntamientos que quieran presentar su candidatura a acoger esta instalación. “Hay que buscar una solución de consenso y no aplicar el princpio de solidaridad energética. ¿Qué es eso?”

Además, ha asegurado que está deseando leer los argumentos que le dé el presidente catalán, en su carta oponiéndose a que el cementerio nuclear esté en Cataluña.

El ministro ha destacado que cuenta con un mandato del Parlamento español, que “prácticamente por unanimidad y en dos ocasiones nos ha exigido que pongamos en marcha el ATC”.

“El temor al almacén es infundado”

También ha subrayado que “el temor al ATC es un temor infundado”, porque “cualquier alternativa al ATC es peor”.

Además, ha asegurado que el ATC “es bueno para España y también para el lugar en el que se ubique”, y señaló que, a su juicio, la alternativa de un almacén individual es más insegura y más cara.

Ya son tres los municipios que ha presentado candidatura: el municipio de Villar de Cañas (Cuenca) junto con Yebra (Guadalajara) y Ascó (Tarragona). El plazo para presentar candidatura se cierra el próximo sábado.

Más Información:rtve

Anuncios

Dos emprendedores dan los primeros pasos para promover en Cataluña un proyecto de 25 megavatios que costará 68 millones de euros.

Dos emprendedores catalanes, los hermanos Anna y Jaume Sués Caula, se han lanzado al proyecto más ambicioso en Cataluña en el negocio de la biomasa, es decir, el aprovechamiento de residuos agrícolas y forestales con fines energéticos.

Su reto es poner en marcha en tres años una planta de biomasa con una potencia instalada de 25 megavatios (MW) que requeriría una inversión de 68 millones de euros y generaría un centenar de empleos directos y 150 indirectos. Como alternativa, barajan una planta de 10 MW con una inversión de 25 millones de euros.

Anna, de 30 años, es investigadora de la Universidad de Eindhoven, en Holanda, y trabajó en el grupo cervecero Damm. Jaume, de 33, es un consultor con experiencia en firmas como Roland Berger y Valoris. Ahora están a la caza de inversores para un proyecto que consideran muy atractivo, sobre todo para quienes han invertido anteriormente en energía solar fotovoltaica.

La biomasa no arranca

Dentro de las energías renovables, la biomasa es el patito feo en España, especialmente en Cataluña, donde existen muy pocas plantas, todas de reducidas dimensiones; algunas más están en fase de tramitación, aunque también son pequeñas y en ocasiones se enfrentan al rechazo de grupos ecologistas.

Pese a su potencial económico y de generación de residuos forestales y agrícolas, Cataluña ocupa la séptima posición en el ránking de biomasa por comunidades en España, que lidera Andalucía.

Para los impulsores de la iniciativa, la clave de la viabilidad y rentabilidad del proyecto es el uso de una tecnología de biomasa de segunda generación. Frente a la combustión o quemado de los residuos de las plantas de primera generación, la nueva tecnología consiste en un proceso de conversión termoquímica por gasificación que da directamente como resultado la producción de electricidad, con un “impacto medioambiental prácticamente nulo”.

¿Cómo funcionan estas plantas? En la primera etapa los residuos se trituran y se reduce su humedad; en la segunda se convierten en gas sintético, y, en la tercera, el gas se quema y el calor generado se utiliza para producir energía eléctrica a través de un ciclo combinado de gas–vapor.

Anna Sués explica que las plantas de biomasa de segunda generación de países como Alemania, Suecia, Finlandia y Austria obtienen unos rendimientos energéticos que oscilan entre el 30% y el 45%; esta tasa es el cociente entre la energía generada y el poder calórico de los residuos consumidos. En cambio, el rendimiento de las plantas de combustión, que son las de mayor implantación en España, se sitúa entre el 15% y el 25%.

En la futura planta catalana, el rendimiento energético podría superar el 50%.

Con este escenario se calcula una rentabilidad de la inversión del 12% –del 11% para la opción de 10 MW– en un plazo de 15 años, durante el que no existe riesgo de desaparición de las ayudas estatales a la venta de electricidad.

Con estas credenciales, los emprendedores han iniciado la búsqueda de inversores para financiar el proyecto, que se desglosaría en 30 millones de fondos propios y 38 millones de euros de deuda bancaria. Paralelamente, negocian una alianza con una ingeniería de energías renovables y acuerdos para el aprovisionamiento de residuos.

Emplazamientos

Las ubicaciones que ofrecen más posibilidades de albergar la planta se encuentran en el eje Lleida–Tarragona y en el norte de Gerona, de acuerdo con los promotores, que destacan las ventajas del proyecto: desarrollo del medio rural, reequilibrio territorial y generación de empleo a través de una actividad que no es deslocalizable. “Además, colocaríamos a Cataluña en el lugar que le corresponde en el ránking de biomasa y a los 15 años le regalamos las instalaciones al Ayuntamiento de la localidad donde se ubique la planta”, dice Jaume Sués.

Más información: Expansión.com

La Sociedad participada por Fersa en un 100%, ha obtenido el Acta de Puesta en Marcha del parque eólico de Mudéfer II de 12,6 megavatios (MW), situado en la localidad de Caseres (Tarragona), el primero que pone en marcha en Cataluña.

Mudéfer II es el primer parque eólico que Fersa instala en Cataluña y, con su entrada en funcionamiento, la empresa incrementa su potencia instalada atribuible en explotación en 12,6 MW, hasta los 150,4 MW, ha informado la compañía.

Mudéfer II forma parte de un complejo más amplio que se va a completar con la instalación del parque eólico Mudéfer, de 45 MW, y con el que comparte las infraestructuras de evacuación. Este segundo parque, ya ha completado su obra civil y eléctrica, y está previsto que en enero de 2010 inicie la instalación de los aerogeneradores, para entrar en operación durante el primer semestre de 2010.

Ambos parques evacuarán la energía producida a través de la infraestructura eléctrica de AERTA, sociedad participada por el Grupo Fersa, la cual se encuentra ya plenamente operativa.

Con este hito Fersa prosigue con su plan estratégico para el año 2010, que consiste en la puesta en marcha de más de 240 MW en los distintos mercados geográficos dónde opera.

Más información: ABC.es

CaixaRenting está impulsando la comercialización de automóviles de consumo eficiente a través de un paquete de ayudas del Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) para aquellas empresas y administraciones que contraten flotas de coches ecológicos, informó la sociedad de La Caixa.

CaixaRenting es empresa colaboradora del programa ‘Ahorra Energía’ del IDAE, y ofrece reducciones de la cuota mensual del renting con ayudas desde los 1.200 euros para coches con tecnología GLP o GNC (con gas natural) a los 2.300 euros para los coches híbridos.

Varios clientes de CaixaRenting ya se están beneficiando de estas ayudas, como el Ayuntamiento de Madrid, que ha contratado mediante un renting de 48 meses una flota de 55 vehículos híbridos.

También ha apostado por coches híbridos la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat de Catalunya, que ha contratado una flota de 10 vehículos durante un período de cuatro años.

Más información: Europapress.es

El conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, y el presidente de REE, Luis Atienza, han firmado un protocolo de coordinación de actuaciones para favorecer la integración de las energías renovables.

El documento prevé diferentes medidas entre la Generalitat y REE con el fin de garantizar el suministro eléctrico en Cataluña y “dar cumplimiento a los objetivos en materia de energías renovables del Plan de la Energía de Cataluña 2006-2015”, según la Generalitat.

De acuerdo con el convenio, la Generalitat coordinará con REE la tramitación de los procedimientos de acceso y conexión a la red eléctrica de la generación acogida al Régimen Especial (eólica, fotovoltaica, cogeneración y biomasa).

En este punto de garantía de suministro también se incluye la línea de Muy Alta Tensión (MAT) que debe cruzar la provincia de Gerona e interconectar con Francia. Las obras entre Vic y Bescanó avanzan con normalidad, y este tramo empezará a funcionar en 2010. Toda la infraestructura hasta Francia entrará en servicio entre finales de 2013 y principios de 2014.

El Govern añadió que el convenio firmado hoy servirá de marco para desarrollar el decreto que regula la implantación de parques eólicos e instalaciones fotovoltaicas en Cataluña, aprobado el 22 de septiembre.

REE prevé una inversión de 1.450 millones de euros en Cataluña hasta 2015 para “lograr un sistema más seguro, limpio y competitivo” y contrarrestar el retraso histórico.

Más información: Evwind.es