Doce flamantes estaciones de alta velocidad. Nuevas o remodeladas y distribuidas a lo largo y ancho de cuatro comunidades autónomas para que el ferrocarril conecte las ciudades con más población. El Ministerio de Fomento ya construye, o tiene previstas, nuevas terminales en Valencia, Requena, Cuenca, Albacete, Almansa, Villena, Alicante, Elx y Murcia. En Cartagena, Castelló y Xàtiva se acometen, o ejecutarán, obras de reforma para garantizar un servicio adecuado para los viajeros que llegarán con la alta velocidad.

El Ministerio de Fomento, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), ha cuidado al detalle el diseño tanto de las nuevas instalaciones como de las remodelaciones. Todos los edificios permitirán el acceso y los desplazamientos por su interior a las personas con movilidad reducida, así como la accesibilidad integral a todos los espacios abiertos. Además, todas las estaciones han sido diseñadas siguiendo criterios de sostenibilidad, de acuerdo con el compromiso de Adif con la sociedad y el medio ambiente, según la estrategia de Responsabilidad Social de la compañía, plasmada en el Plan Empresa Ciudadana. Este compromiso se traduce al detalle en el diseño de las estaciones, por ejemplo, mediante la implantación de sistemas de ahorro de agua, paneles solares térmicos para producción de agua caliente sanitaria o sistemas de climatización basados en el uso de la energía geotérmica, «que consigue una gran eficiencia al aprovechar la temperatura constante del subsuelo», según explican desde el Ministerio de Fomento.

Más Información:levante

Google avanza en el negocio de la energía a través de la filial ‘Google Energy’ y de la compra-venta de electricidad en el mercado. Esta compañía, con sede en Delaware fue creada el pasado 16 de diciembre, tras petición a la FERC, la agencia supervisora de la red eléctrica.

Según un representante de Google, la empresa no tiene un plan para convertirse en un suministrador comercial de energía pero no descarta que la compra y venta de energía integre parte de su futuro portafolio, como publica cnet.com.

“En este momento, no podemos comprar energías renovables en nuestros mercados”, dijo el representante de Google Niki Fenwick. “Queremos comprar la más alta calidad, la energía renovable más accesible siempre que sea posible y utilizar los créditos verdes”.

Pero este último movimiento del Google en el territorio de la energía no es único. La compañía ya dispone de una gran instalación solar en California. Con ‘Google Energy’, la empresa podrá utilizar una cantidad mucho mayor de energía renovable para compensar el consumo de energía de sus operaciones.

Abriéndose al mercado

Además, Google.org ha financiado nuevas empresas tecnológicas en energía solar, energía geotérmica y viento. También desarrolló PowerMeter, una web basada en la aplicación de la electricidad principalmente mediante los servicios públicos.

Fuera de esos esfuerzos, los empleados de Google exploran la intersección de las TI y de la energía y la compañía creó una alianza con General Electric para presionar políticas de promoción de energía limpia.

Más información: EcoDiario (El Economista)

Gas Natural, la empresa catalana que acaba de completar la adquisición de Unión Fenosa, apostará en el futuro por acercar la producción eléctrica a los centros de consumo, en detrimento de los grandes territorios generadores de energía, entre los cuales en el sistema peninsular destaca Galicia. La compañía que preside Salvador Gabarró defendió esta tesis en un congreso celebrado esta semana en Madrid, en el que se analizaron modelos alternativos de generación eléctrica que atiendan con mayor calidad, seguridad y eficacia las necesidades de los usuarios, para lo que se considera necesaria una mayor cercanía con el consumidor final.

La eléctrica de origen gallego presentó en el congreso sus proyectos de cogeneración, microgeneración y gestión energética. Según recordó la propia Gas Natural, actualmente «la electricidad, como forma de energía más útil, se produce en grandes instalaciones, partiendo de diversas fuentes de energía que son transformadas para el transporte hasta su consumo final». Frente a este «modelo tradicional e ineficiente -continúa la empresa-, surge otro en el que la generación de energía se acerca al consumidor». Esta alternativa «es la generación distribuida: la generación, almacenamiento y administración de los recursos energéticos en los lugares de consumo, para satisfacer las necesidades de los usuarios con mayor calidad».

Esta aproximación de la producción al usuario final se puede hacer, según Gas Natural, «con tecnologías convencionales, como la cogeneración, o con aquellas que incorporan energías renovables, como la fotovoltaica, la eólica, la termoeléctrica, el aprovechamiento de residuos a través del biogás o la geotérmica».

Más información: Lavozdegalicia.es