El Observatorio sobre Innovación en el Sector Turístico, proyecto gestionado por la Fundación Universitaria de Las Palmas (FULP) y la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias, ha captado información de interés sobre el aprovechamiento de la energía solar en establecimientos turísticos, ya que Canarias cuenta con los niveles de radiación solar adecuados para el aprovechamiento de este tipo de instalaciones.

Particularmente, la energía solar térmica es de gran utilidad para el calentamiento de agua en instalaciones hoteleras dada su gran economía y la posibilidad de apoyar la climatización de las piscinas.

La posibilidad de inyectar la energía eléctrica producida en instalaciones fotovoltaicas directamente en la red de abastecimiento hace más factible la inversión inicial que supone su implantación, que por término general, suele ser elevada, informó hoy el Observatorio en un comunicado.

En el sector turístico ya existen empresas que aprovechan el potencial de la energía solar. En general, este tipo de energía suele ser recomendable en instalaciones situadas en zonas con gran incidencia de los rayos solares, como Canarias.

De hecho, ya existen instalaciones en las islas que aprovechan el potencial de la energía solar. Lopesan Hotel Group ha puesto en marcha en la cubierta del IFA Continental un parque solar que ocupa 2.700 metros cuadrados.

Por su parte, la isla de Lanzarote dispondrá de 1,8 millones de euros en subvenciones para instalaciones de energía solar térmica de baja temperatura.

Estas subvenciones están dirigidas a instalaciones para el aprovechamiento de la energía solar a través de la instalación de captadores solares térmicos para uso en instalaciones de agua caliente sanitaria, apoyo a sistemas de climatización y calentamiento de fluidos en otros procesos.

Más información: ABC

Anuncios

Así lo ha dado a entender el director general de Energía de la Generalitat, Agustí Maure, que ha declarado que “las nuevas Zonas de Desarrollo Preferente podrán ubicarse en todo el territorio catalán susceptible de disponer de recursos eólicos aprovechables”.

Está previsto que estas zonas, donde se ubicarán este tipo de infraestructuras que saldrán a concurso para instalar 834 megavatios (MW), se aprueben durante este mes, aunque Maure no ha querido dar más detalles hasta que el Consell Executiu apruebe su decreto de creación.

Hasta ahora Girona no ha tenido ningún parque eólico, lo que ha generado agravios territoriales con otras zonas de Cataluña, como es el caso de Tarragona.

Agustí Maure ha hecho estas declaraciones en el seminario de eficiencia energética que ha organizado la Fundación Gas Natural y en el que también ha participado el conseller de Economía, Antoni Castells, de quien depende el área de energía de la Generalitat.

Castells, en su discurso inaugural, no se ha referido concretamente al caso de Girona, pero ha señalado que “hay que poner objetivos a medio plazo, y si en algunos campos hemos avanzado mucho, y en eficiencia energética hemos avanzado bastante, en otros, como en renovables, hemos de redoblar el esfuerzo”.

“No puede ser que cada vez que hemos de hacer algo en serio en renovables encontremos resistencias por todas partes”, ha lamentado Castells.

El conseller de Economía catalán ha defendido que “no tendremos un país serio oponiéndonos por intereses partidistas a infraestructuras que el país necesita”.

“A veces las concesiones al populismo llevan a las no soluciones, ya que se quiere mantener la calidad de vida y reducir las emisiones de CO2 sin eficiencia energética o sin energías renovables”, ha criticado Castells.

Por su parte, el director de la Fundación Gas Natural, Pere Fàbregas, ha destacado que lo más importante que ha de hacer el mundo es potenciar la eficiencia energética, que es lo que verdaderamente servirá para luchar contra el calentamiento global, y ha resaltado que Barcelona tendrá un papel clave en la investigación de nuevos métodos para ahorrar energía.

Más información: ABC

El acuerdo garantiza la rentabilidad del parque eólico de Cayuga Ridge, con capacidad para abastecer la demanda de 100.500 familias.

Iberdrola Renovables ha firmado con la empresas estadounidense Tennessee Valley Authority (TVA) el mayor contrato de venta de energía renovable de su historia, según ha anunciado la compañía en un comunicado.

Este acuerdo, cuya vigencia será de 20 años, garantiza durante este periodo la rentabilidad de toda la producción de energía del parque eólico Cayuga Ridge, de 300 megavatios (MW) de potencia instalada. Además, permite a la empresa pública americana TVA dar un nuevo paso en sus objetivos de incorporar la producción de 2.000 MW eólicos a su sistema.

El parque de Cayuga Ridge, actualmente en construcción, está situado junto a las localidades de Odell y Emington, en el Estado de Illinois, al Sur de Chicago. Iberdrola Renovables construye esta instalación, capaz de atender el consumo eléctrico medio de 100.500 familias estadounidenses, a través de los fondos de estímulo a las energías renovables (grants) del Gobierno americano.

Está previsto que este parque, cuyas obras han generado ya más de 330 puestos de trabajo directos, entre en operación comercial en la primavera de este año. Cayuga Ridge se está construyendo con turbinas fabricadas por una empresa local de Pennsylvania.

La filial de renovables de Iberdrola considera que el acuerdo reafirma su apuesta por Estados Unidos, país clave en su estrategia de crecimiento, donde la empresa cuenta con el 42% de su cartera de proyectos.

Más información: El país

Dos emprendedores dan los primeros pasos para promover en Cataluña un proyecto de 25 megavatios que costará 68 millones de euros.

Dos emprendedores catalanes, los hermanos Anna y Jaume Sués Caula, se han lanzado al proyecto más ambicioso en Cataluña en el negocio de la biomasa, es decir, el aprovechamiento de residuos agrícolas y forestales con fines energéticos.

Su reto es poner en marcha en tres años una planta de biomasa con una potencia instalada de 25 megavatios (MW) que requeriría una inversión de 68 millones de euros y generaría un centenar de empleos directos y 150 indirectos. Como alternativa, barajan una planta de 10 MW con una inversión de 25 millones de euros.

Anna, de 30 años, es investigadora de la Universidad de Eindhoven, en Holanda, y trabajó en el grupo cervecero Damm. Jaume, de 33, es un consultor con experiencia en firmas como Roland Berger y Valoris. Ahora están a la caza de inversores para un proyecto que consideran muy atractivo, sobre todo para quienes han invertido anteriormente en energía solar fotovoltaica.

La biomasa no arranca

Dentro de las energías renovables, la biomasa es el patito feo en España, especialmente en Cataluña, donde existen muy pocas plantas, todas de reducidas dimensiones; algunas más están en fase de tramitación, aunque también son pequeñas y en ocasiones se enfrentan al rechazo de grupos ecologistas.

Pese a su potencial económico y de generación de residuos forestales y agrícolas, Cataluña ocupa la séptima posición en el ránking de biomasa por comunidades en España, que lidera Andalucía.

Para los impulsores de la iniciativa, la clave de la viabilidad y rentabilidad del proyecto es el uso de una tecnología de biomasa de segunda generación. Frente a la combustión o quemado de los residuos de las plantas de primera generación, la nueva tecnología consiste en un proceso de conversión termoquímica por gasificación que da directamente como resultado la producción de electricidad, con un “impacto medioambiental prácticamente nulo”.

¿Cómo funcionan estas plantas? En la primera etapa los residuos se trituran y se reduce su humedad; en la segunda se convierten en gas sintético, y, en la tercera, el gas se quema y el calor generado se utiliza para producir energía eléctrica a través de un ciclo combinado de gas–vapor.

Anna Sués explica que las plantas de biomasa de segunda generación de países como Alemania, Suecia, Finlandia y Austria obtienen unos rendimientos energéticos que oscilan entre el 30% y el 45%; esta tasa es el cociente entre la energía generada y el poder calórico de los residuos consumidos. En cambio, el rendimiento de las plantas de combustión, que son las de mayor implantación en España, se sitúa entre el 15% y el 25%.

En la futura planta catalana, el rendimiento energético podría superar el 50%.

Con este escenario se calcula una rentabilidad de la inversión del 12% –del 11% para la opción de 10 MW– en un plazo de 15 años, durante el que no existe riesgo de desaparición de las ayudas estatales a la venta de electricidad.

Con estas credenciales, los emprendedores han iniciado la búsqueda de inversores para financiar el proyecto, que se desglosaría en 30 millones de fondos propios y 38 millones de euros de deuda bancaria. Paralelamente, negocian una alianza con una ingeniería de energías renovables y acuerdos para el aprovisionamiento de residuos.

Emplazamientos

Las ubicaciones que ofrecen más posibilidades de albergar la planta se encuentran en el eje Lleida–Tarragona y en el norte de Gerona, de acuerdo con los promotores, que destacan las ventajas del proyecto: desarrollo del medio rural, reequilibrio territorial y generación de empleo a través de una actividad que no es deslocalizable. “Además, colocaríamos a Cataluña en el lugar que le corresponde en el ránking de biomasa y a los 15 años le regalamos las instalaciones al Ayuntamiento de la localidad donde se ubique la planta”, dice Jaume Sués.

Más información: Expansión.com

Google avanza en el negocio de la energía a través de la filial ‘Google Energy’ y de la compra-venta de electricidad en el mercado. Esta compañía, con sede en Delaware fue creada el pasado 16 de diciembre, tras petición a la FERC, la agencia supervisora de la red eléctrica.

Según un representante de Google, la empresa no tiene un plan para convertirse en un suministrador comercial de energía pero no descarta que la compra y venta de energía integre parte de su futuro portafolio, como publica cnet.com.

“En este momento, no podemos comprar energías renovables en nuestros mercados”, dijo el representante de Google Niki Fenwick. “Queremos comprar la más alta calidad, la energía renovable más accesible siempre que sea posible y utilizar los créditos verdes”.

Pero este último movimiento del Google en el territorio de la energía no es único. La compañía ya dispone de una gran instalación solar en California. Con ‘Google Energy’, la empresa podrá utilizar una cantidad mucho mayor de energía renovable para compensar el consumo de energía de sus operaciones.

Abriéndose al mercado

Además, Google.org ha financiado nuevas empresas tecnológicas en energía solar, energía geotérmica y viento. También desarrolló PowerMeter, una web basada en la aplicación de la electricidad principalmente mediante los servicios públicos.

Fuera de esos esfuerzos, los empleados de Google exploran la intersección de las TI y de la energía y la compañía creó una alianza con General Electric para presionar políticas de promoción de energía limpia.

Más información: EcoDiario (El Economista)

Chipiona está decidida a convertirse en referente internacional de energía eólica marina. Con esta carta de presentación, esta tarde el municipio albergará las primeras jornadas dedicadas a las energías renovables y, en concreto, centradas en los parques offshore, que han sido organizadas por la empresa Magtel, el Ayuntamiento de la localidad y la Universidad de Cádiz, constituyentes de la sociedad ‘Las Cruces del Mar’ que pretende poner en marcha un parque eólico marino frente a las costas de Chipiona y Rota.

Con estos planteamientos, el alcalde chipionero, Manuel García, adelantó ayer en rueda de prensa que estas jornadas supondrán “un antes y un después” en cuanto a la concepción de la sociedad sobre este tipo de energía. No en vano, ha sido necesario cambiar el lugar donde tendrán lugar las ponencias por el elevado número de asistentes confirmados y además, la Plataforma ‘Por un Horizonte sin Molinos’ también tendrá cabida en las mismas, que se celebrarán a partir de las 16.30 horas en el Pabellón Cubierto de Chipiona, situado en la avenida de la Constitución.

La finalidad de estas jornadas pasa por arrojar información sobre el proyecto ‘Las Cruces del Mar’ y sobre este tipo de energía, “continuando con la política de transparencia informativa y de participación a la ciudadanía que nos ha venido caracterizando desde el principio”, tal y como resaltó la responsable de comunicación de Magtel, Mercedes Galindo.

UN ‘CARAMELO’ INDUSTRIAL

Pero lo que realmente se espera de estas jornadas, además del interés que ha despertado la presencia del juez Garzón para abordar la perspectiva social, son los primeros estudios realizados por la Universidad de Cádiz (UCA) sobre la viabilidad del proyecto. Al respecto, el vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la UCA, Francisco Macías, aseguró que estos estudios abordarán “desde el rigor científico” la viabilidad de este tipo de proyectos, con sus pros, sus contras y sus soluciones para que el proyecto sea viable”. No obstante, estos estudios, que se han elaborado en un plazo de siete meses, son “un aperitivo” a las investigaciones que ahora comenzarán y en las que la UCA pretende emplear alrededor de dos años.

Más información: Andaluciainformacion.es

energiarenovableUno de cada diez euros que invierta en los próximos años Red Eléctrica de España (REE) va a caer en Extremadura debido a la explosión de las energías renovables termosolares y eólicas, que necesitan de puntos de enganche para descargar en la red la electricidad que produzcan.

Son 400 millones de euros los que en cinco años va a gastar Red Eléctrica en subestaciones y tendidos, que incluyen las subestaciones llamadas a impulsar el tren de alta velocidad Madrid-Lisboa-Badajoz.

Extremadura, explica el presidente de REE, el ex ministro de Agricultura Luis Atienza, tiene unos objetivos «ambiciosos» en renovables, y está llamada a ocupar «un lugar importante en plantas termosolares».

3.500 megavatios

Esas inversiones van a permitir la evacuación anual de instalaciones con 3.500 megavatios de potencia, principalmente de origen renovable, que se suman a los 4.100 que ya existen en la Comunidad por vía hidroeléctrica (2.150) y nuclear (1.950).

Más información: HOY.es