«Las plantas nos dan de comer y nos ayudan a prevenir y a cuidar enfermedades, el gobierno debería mimar mucho más las investigaciones que se centran en conocer mejor a las plantas», así de claro se manifiesta Rafael Lozano, máximo representante de la política científica en agricultura a nivel nacional del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Lozano estuvo ayer en la Estación Experimental del Zaidín (CSIC) para ofrecer una charla sobre el estado de la investigación agraria en España y las políticas que la rigen. Según el experto, las dos líneas de futuro en este ámbito son la genética aplicada y la biomasa. Sobre la primera de ellas explica que alterar genéticamente a las plantas es una fórmula muy eficaz para «hacer los cultivos tolerantes a plagas y a enfermedades y mejorar la calidad del producto final», además de para «conseguir elaborar sistemas de cultivo más sostenibles, con un menor consumo de agua y sin usar pesticidas o compuestos que contaminen el entorno», añade.

Por otro lado, el experto asegura que es imprescindible optimizar la producción de biomasa en el país para que ocupe el lugar que le pertenece como fuente renovable.

El investigador granadino relata que aunque la agricultura está muy desarrollada en España, «estamos en una situación ampliamente mejorable y nuestro país debería apoyar mucho más a estas investigaciones», un hecho que, según el experto, ya se ha producido en otros países como Holanda, Francia, Reino Unido o EE UU.

Lozano indica que el avance y el progreso de este sector pasa por tres pilares, el primero de ellos es la investigación básica, que consiste en el trabajo de base y que es esencial como punto de partida. El segundo es la investigación aplicada, es decir, buscar una manera de mejorar la productividad a partir de esa base. Y el tercero reside en conseguir una interacción efectiva entre poder público y privado para financiar dichos proyectos.

Más información: Ideal.es

Anuncios

Las cenizas procedentes de la producción de energía eléctrica en las plantas de biomasa serán aprovechadas a partir de ahora para la construcción de los taludes de las carreteras. La fórmula consiste en aprovechar el material de la quema de los restos de la poda del olivar y del alpejuro de las almazaras. Así lo aseguran desde la Consejería de Obras Públicas de la Junta, que está experimentando con este material en la Autovía del Olivar a su paso por la provincia de Jaén.

Los primeros ensayos se están realizando en el tramo entre el enlace oeste de Baeza con el enlace norte de Puente del Obispo de dicha autovía. El delegado provincial de Obras Públicas y Transportes, Rafael Valdivielso acudió ayer a visitar las obras y aseguró que «este estudio se incluye dentro del desarrollo de nuevas tecnologías sostenibles que permitan el uso de materiales cuyo destino habitual ha sido el vertedero y que, a la vez, minimicen las afecciones al medio ambiente por la construcción de infraestructuras» destaca.

El tramo elegido se trata de una zona geológicamente complicada para la construcción de infraestructuras, debido a la presencia de arcillas y margas que hacen que el suelo sea tendente a las deformaciones y a los deslizamientos, sobre los que es necesario hacer una intensa labor de estabilización y mantenimiento.

Este proyecto de innovación es producto de un convenio suscrito entre la Junta, la Diputación Provincial de Jaén y la empresa SACYR y cuenta con la participación de las universidades de Jaén y Granada.

Más información: Ideal.es

Endesa ha llevado a cabo el soterramiento de un kilómetro de trazado de la línea de media tensión que da suministro al municipio de Dúrcal y al Valle de Lecrín (Granada), lo que supone una mejora de la seguridad de este tendido eléctrico y minimiza el impacto visual en el entorno urbano.

Los trabajos de mejora han consistido en el paso a subterráneo de los conductores aéreos de esta línea de media tensión y en la retirada de 12 postes o apoyos metálicos, según informó Endesa en un comunicado.

Con esta actuación se evitará la influencia de los agentes meteorológicos y de otros factores adversos en el tendido que pueden ocasionar posibles interrupciones en el suministro eléctrico. Asimismo, se elimina el impacto visual que suponen los apoyos metálicos y cables conductores en el entorno urbano.

Para llevar a cabo esta actuación de mejora de la infraestructura eléctrica, que ha supuesto una inversión de 150.000 euros, técnicos de Endesa han estado trabajando durante más de tres meses en el soterramiento del tendido.

Más información: Granadadigital.com

Sevillana Endesa ha invertido 125.000 euros en la construcción y puesta en servicio de una nueva línea de media tensión, de 20 kilovoltios, que parte de la subestación Petra, ubicada en Villanueva de Mesía, y distribuye la energía a la localidad de Moraleda de Zafayona.

El nuevo tendido de doble circuito posibilita la ampliación de la actual red de reparto de energía eléctrica del municipio, lo que permite atender sus necesidades energéticas y mejora la calidad del servicio eléctrico en la zona, al disponer ahora de una nueva vía alternativa de suministro en caso de posibles incidencias en la red, informó Sevillana Endesa en una nota.

Asimismo, con la puesta en servicio de la nueva línea se refuerza la red de distribución eléctrica que parte de la subestación Petra, que ya contaba con otras 5 líneas que realizaban el reparto de energía a los municipios de Tocón, Íllora, Alomartes, Montefrío, Villanueva de Mesía, Huetor Tájar, Bracana, Cijuela, Trasmulas , Pinos Puentes y Moraleda de Zafayona.

Esta inversión forma parte de las obras previstas para Granada durante 2009, que permitirán la construcción de nuevas subestaciones, el aumento de la capacidad de las ya existentes, nuevos telemandos y nuevas líneas de transporte y distribución de energía eléctrica, así como la ampliación y reconfiguración de numerosos tramos de las ya existentes.

Más información: LaopiniondeGranada.es