La filial de ingeniería de Iberdrola, Iberdrola Ingeniería, y Siemens son dos de las empresas interesadas en el desarrollo del primer parque eólico marino de Estados Unidos, que se construirá en la costa de Massachusetts y que tendrá una potencia de 420 megavatios (MW) distribuidos en 130 turbinas, según los promotores del complejo.

Este posible interés de Iberdrola en el proyecto, conocido como Cape Wind, aparece recogido en una notificación del abogado de los promotores, David Rosenzweig, remitida al regulador del Estado, cuyos técnicos se encuentran en la actualidad analizando la aprobación del contrato de suministro de electricidad entre el parque eólico y la empresa National Grid.

El diario estadounidense ‘The Boston Globe’ alude al interés de Iberdrola por el proyecto y asegura que, entre la documentación presentada por el letrado, aparecen cartas de apoyo tanto de la eléctrica española y Siemens como de la aseguradora local Willis y una sociedad conjunta interesada en el proceso de construcción.

El análisis regulatorio del proyecto se está viendo empañado por la negativa de los promotores a dar información acerca de las inversiones necesarias.

Más Información: EuropaPress

Iberdrola Ingeniería y Construcción ha decidido avanzar en el desarrollo de nuevos negocios. Así, ha dado el salto y, más allá de su actividad tradicional, centrada en el diseño, construcción y puesta en marcha de instalaciones energéticas, se volcará en un futuro inmediato en la gestión -tanto en la operación como en el mantenimiento- de los proyectos que ponga en marcha, por considerar que ese nicho de negocio tiene un fuerte potencial de crecimiento.

Esta actividad no es del todo nueva para la filial de Iberdrola, radicada en Erandio. Ya ha dado sus primeros pasos en ese campo y actualmente opera nueve plantas fotovoltaicas para otras firmas ajenas en España, que suman un total de 37 megawatios. Pero quiere ir más allá y ha abierto una nueva línea centrada en la gestión de instalaciones de todo tipo -desde centrales eléctricas hasta parques eólicos- que construya en los mercados en los que ésta presente, siempre y cuando el cliente lo solicite.

Para controlar esa actividad, Iberdrola Ingeniería ha creado recientemente la sociedad Iberdrola Ingeniería de Explotación, que ha comenzado a operar en 2010. Según fuentes de la empresa -que cuenta con una plantilla de 2.400 profesionales (201 de nueva creación) de los que más de 450 trabajan en las instalaciones de Erandio-, la nueva entidad pretende «hacer frente al reto que se plantea de ofrecer a sus clientes un servicio integral (diseño, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento) y de alta calidad».

Al margen de los planes de futuro, Iberdrola Ingeniería y Construcción está logrando capear la crisis económica que azota a todo el mundo. La empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán, que se ha consolidado como la primera ingeniería energética de España y la tercera a nivel mundial por facturación exterior, cerró 2009 con una cartera de proyectos de 2.532 millones de euros, lo que representa un crecimiento interanual del 10%.

Más Información:elcorreo