La compañía energética Iberdrola comenzará en los próximos meses a trabajar en un nuevo proyecto, denominado Investigación Cenit Verde, que tiene el objetivo de impulsar la investigación en el ámbito del automóvil eléctrico y cuenta con un presupuesto de 39,7 millones de euros, informó hoy la compañía, que señaló que esta iniciativa fue aprobada hoy por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

El proyecto en el que participa Iberdrola tendrá una duración de cuatro años y está liderado por la firma automovilística española Seat, aunque también participan otros 18 socios, entre los que se encuentran empresas energéticas, de infraestructuras, del automóvil y de tecnologías de la información.

El proyecto Investigación Cenit Verde está dividido en seis áreas temáticas. Iberdrola trabajará en la relacionada con la integración de estos vehículos en el sistema eléctrico y además se encargará de analizar el impacto de la introducción de los mismos en la red de distribución.

Asimismo, la entidad energética también realizará estudios de los diversos tipos de vehículos eléctricos, así como del uso de las redes inteligentes y del desarrollo de infraestructuras de carga que aumenten la manera de aprovechar las energías renovables.

Más información: Europapress.es

futuro_coche_electrico_energia_no_contaminanteLa jornada “Futuro y viabilidad del coche eléctrico”, organizada por Unidad Editorial, logró reunir durante la mañana del martes 29 de septiembre a los principales actores protagonistas involucrados en el desarrollo de este vehículo no contaminante.

En concreto, la primera edición de este foro contó con la presencia de la administración representada por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián; de los principales fabricantes de automóviles -Renault y General Motors y Seat-; de los productores, distribuidores y productores de energía -Cegasa, Endesa-, de consultores -AT Kearney-, así como con representantes de las administraciones locales de Madrid, Barcelona y Sevilla.

Uno de los discursos más esperados fue el de Miguel Sebastián, ministro encargado de clausurar la primera edición de este foro del coche eléctrico. Durante su intervención Sebastián auguró que a la industria del automóvil le espera un brillante futuro “puesto que en los próximos 40 años la cifra de coches se multiplicará por cuatro por el empuje de países como China e India y por el aumento de la renta.” “Es un futuro brillante -continúa- pero también un enorme potencial para el vehículo eléctrico”.

En este sentido Sebastián señaló que reduciendo la dependencia actual al petróleo se podría generar un ahorro de 11.000 millones de euros en productos energéticos importados y también aumentaría el empleo. Asimismo, este ministro argumentó que si el parque fuera 100% de coches eléctricos tendríamos un ahorro de 81 millones de toneladas de CO2 que es lo mismo que plantar 2.000 millones de árboles.

Más información: Elmundo.es