Iberdrola Renovables ha generado en su Área de energía limpia del Alto Tajo, situada en la provincia de Guadalajara, cerca de 100 puestos de trabajo directo e indirecto en tres años, lo que representa el 20% del empleo generado por la Compañía en la Comunidad de Castilla-La Mancha, que hasta la fecha es de unas 500 personas.

El Área del Alto Tajo, compuesta por tres instalaciones (el complejo eólico y el aula de la energía de Maranchón, y la planta de biomasa forestal de Corduente), es un ejemplo del compromiso de Iberdrola Renovables con Castilla-La Mancha y la generación de riqueza y empleo en la región.

En el municipio de Maranchón se encuentra el mayor parque eólico de España. Tiene 104 aerogeneradores, una potencia instalada de 208 megavatios (MW) y da empleo a unas 60 personas. Desde que se inauguró, en mayo de 2006, produce una media de 500.000 megavatios por hora (MWh) anuales, lo que equivale al consumo de 590.000 personas.

Se trata de una de las instalaciones renovables más emblemáticas de la Empresa y es un ejemplo del progreso que aporta la energía eólica a las zonas rurales. De hecho, esta instalación ha recibido visitantes de los cinco continentes.

Además, Iberdrola Renovables inauguró en julio de 2009 en la localidad de Corduente, junto al Parque Natural del Alto Tajo, su primera planta de biomasa forestal, que es además la primera de estas características en España.

Más información: Guadalajaradosmil.es