Andrea Brentán, consejero delegado de Endesa, eléctrica controlada en un 92% por Enel, puso ayer en tela de juicio las últimas grandes decisiones del Gobierno en materia energética.

Brentán, que compareció en la subcomisión del Congreso constituida para definir la estrategia energética de España para los próximos 25 años, unió su voz así a la de otros directivos eléctricos, como Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, que acudió a la misma comparecencia la semana pasada.

Brentán reclamó que se extienda la vida de las centrales nucleares existentes en España a 60 años, frente a los 40 años de vida útil que pretende el Gobierno, o que se considere la opción de construir nuevas plantas para garantizar el equilibrio del sistema. Endesa comparte al 50% con Iberdrola la central nuclear de Garoña, en Burgos. El pasado mes de junio, el Gobierno decidió el cierre de esa instalación en 2013, en lugar de extender su vida útil.

Improvisación

“La decisión nuclear se tiene que tomar en los próximos años. Hay tiempo. Ojalá que no sea tan improvisada como la de Garoña”, dijo Brentán. La opción de prescindir de la energía nuclear tendrá un efecto “muy negativo” en la consecución de los retos del sector energético: seguridad del suministro, sostenibilidad y eficiencia en costes o competitividad, dijo. Hace unos días, Sánchez Galán cifró en 35.000 millones de euros adicionales la inversión necesaria para sustituir a las nucleares.

Por otra parte, Brentán también pidió que se abra una reflexión en cuanto a cómo repartir el sobrecoste que supone para el sistema eléctrico el modelo de primas a las energías renovables, y la conveniencia de atribuir una parte a los Presupuestos Generales del Estado.

Para Brentán, hay que avanzar en eliminación de las distorsiones que provocan en el mercado las renovables y evitar que éstas participen en la formación del precio de la electricidad. Brentán pidió que también se mitigue la distorsión que podría causar el carbón nacional y las ayudas que el Gobierno quiere introducir para que las eléctricas quemen ese mineral en sus centrales.

Más apertura de mercado

Brentán también pidió que se liberalice más el mercado, y se rebaje el listón establecido ahora para que los usuarios puedan acogerse a precios regulados, desde los 10 kilovatios a los 3 kilovatios.

Más información: Expansion.com

recibo-luz-factura-electricidad-tarifa-electrica-costes-energia-acuerdo-gobierno-sector-energeticoYa ha comenzado la cuenta atrás para acordar la tarifa eléctrica del próximo año. Se trata de uno de los mayores quebraderos de de cabeza de Industria por el tinte social de esta medida. Este año no será para menos: el Gobierno ha ido aprobando o acordando a lo largo del curso una serie de incentivos a las renovables y al carbón autóctono.

Y todos estos costes los tendrán que pagar los consumidores a través del recibo de la luz. Fuentes del sector explicaron a elEconomista que tanto las eléctricas como el Ministerio están buscando fórmulas para que no se dispare el recibo.

Como telón de fondo no podía faltar Bruselas, ya que la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea ha pedido información a España para estudiar si las medidas propuestas para incentivar el consumo de carbón autóctono supondrían una ayuda de Estado a los productores de electricidad.

Recortar 1.400 millones

Así, las compañías piden en las reuniones que se están manteniendo con los responsables de Industria que se acelere el traspaso de los costes extraordinarios de generación y distribución en las islas (costes extrapeninsulares) a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Las eléctricas alegan que de esta manera se conseguiría limpiar la tarifa de un coste anual de alrededor de 1.400 millones de euros.

El pasado mes de mayo, el Gobierno ya aprobó el Real Decreto 6/2009, que regula que estos costes se incluyan progresivamente en los Presupuestos durante los próximos cuatro años. Pero las eléctricas piden que esta modificación se haga de golpe si no se quieren disparar las subidas tarifarias.

Más información: Eleconomista.es

biomasa_produccion_energia_electricidadMiguel Trossero, experto en usos energéticos de la madera de la FAO, y Álvaro Picardo, miembro de la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF), han coincidido en resaltar en el 5º Congreso Forestal Español las potencialidades de la biomasa forestal con fines energéticos, que si se aprovechara al máximo en España podría aportar el 75% de la demanda eléctrica que cubre ahora el parque nuclear.

Miguel Trossero y Álvaro Picardo no han parado de ofrecer datos y cifras que hablan de las posibilidades reales que tiene la bioenergía basada en la industria forestal. El primero, que solo se aprovechan 20 millones de metros cúbicos de madera al año, cuando la cifra podría alcanzar, con una explotación sostenible, los 50 millones. Este escaso 40% contrasta con la media del 65% que presenta Europa. “Si se aprovecharan los 30 millones de metros cúbicos restantes, la energía generada supondría el 75% de la que produce la nuclear al año en España”, sentenciaron ambos.

Los dos expertos han mantenido un encuentro con la prensa esta misma mañana en el marco del 5º Congreso Forestal Español, que se celebró del 21 al 25 de septiembre en Ávila, para responder a tres preguntas fundamentales: ¿hay posibilidad de obtener madera para usos energéticos?, ¿cuánta se puede llegar a extraer con los medios actuales? y ¿se puede poner en el mercado y ser competente con otros combustibles? Sí a todo, y con argumentos, pero también solicitando colaboración.

Un PER cicatero con la biomasa forestal

Para Miguel Trossero, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “uno de los grandes retos del sector forestal español es apostar por este tipo de producto, que requiere de políticas adecuadas e incentivos y ayudas para aprovechar este potencial”. Álvaro Picardo, experto en biomasa forestal de la SECF, aclaró que “en España disponemos de políticas y planificación, pero esto no despega y es imprescindible darle un impulso, porque el Plan de Energías Renovables es un poco cicatero en las ayudas a este tipo de producto energético”.

Más información: Portaldelmedioambiente.com

energiaeolicaEn nuestras fronteras, la energía eólica se ha convertido en el principal promotor mundial de esta tecnología, así lo publica un reportaje en “El Economista” digital.

EEUU es el primer mercado al que exporta, con 3.460 MW instalados. Una cifra que se verá incrementado en los próximos años gracias a las subvenciones que el presidente de EEUU destinará al desarrollo de las energías renovables en su país.

Portugal es el segundo mercado donde España tiene mayor presencia, con más de 1.161,5 MW instalados

Las principales multinacionales españolas ya están sacando partido a este cambio de política energética.Con una capacidad de generación de 16.740 MW en 2008, nuestro país el tercero en potencia instalada, únicamente superado por EEUU y Alemania.

Más información: Cope