José María Martínez, de la Unidad de Biomasa del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) desglosó las ventajas de la producción de biomasa: por un lado medioambientales, pues no contribuye al efecto invernadero ni a la lluvia ácida; por otro lado sociales, generando empleo mediante el desarrollo de los cultivos energéticos; y finalmente económicas, ya que las empresas e industrias pueden vender sus residuos a los productores de biomasa como materia prima.

Martínez lamentó que en España aún no hay un mercado potencial de la biomasa debido a que “las primas a la generación de electricidad mediante esta fuente de energía no la hacen viable económicamente”. De hecho, se da la paradoja de que, aunque España es un país muy dependiente energéticamente, la mayoría de la biomasa se exporta a Europa, sobre todo a Italia y Reino Unido, debido a que allí las primas para la generación eléctrica son más altas, y por lo tanto, pueden pagar un precio mayor.

Por su parte Antonio Gonzalo, responsable de Mercados de la Asociación de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM), manifestó que las pymes del sector de las bioenergías no pueden quedarse paralizadas frente a la falta de apoyo institucional, sino que tienen que abrir mercados destacando las ventajas de la biomasa en utilidad, precio y costes.

Gonzalo hizo también hincapié en las posibilidades de la biomasa como actividad generadora de empleo local. Por cada terawatio hora producido en el paso de gasoleo o gas natural a biomasa se crean 300 puestos de trabajo directos y 100 indirectos.

Más información: Infocampo.com

Anuncios

Gas Natural, la empresa catalana que acaba de completar la adquisición de Unión Fenosa, apostará en el futuro por acercar la producción eléctrica a los centros de consumo, en detrimento de los grandes territorios generadores de energía, entre los cuales en el sistema peninsular destaca Galicia. La compañía que preside Salvador Gabarró defendió esta tesis en un congreso celebrado esta semana en Madrid, en el que se analizaron modelos alternativos de generación eléctrica que atiendan con mayor calidad, seguridad y eficacia las necesidades de los usuarios, para lo que se considera necesaria una mayor cercanía con el consumidor final.

La eléctrica de origen gallego presentó en el congreso sus proyectos de cogeneración, microgeneración y gestión energética. Según recordó la propia Gas Natural, actualmente «la electricidad, como forma de energía más útil, se produce en grandes instalaciones, partiendo de diversas fuentes de energía que son transformadas para el transporte hasta su consumo final». Frente a este «modelo tradicional e ineficiente -continúa la empresa-, surge otro en el que la generación de energía se acerca al consumidor». Esta alternativa «es la generación distribuida: la generación, almacenamiento y administración de los recursos energéticos en los lugares de consumo, para satisfacer las necesidades de los usuarios con mayor calidad».

Esta aproximación de la producción al usuario final se puede hacer, según Gas Natural, «con tecnologías convencionales, como la cogeneración, o con aquellas que incorporan energías renovables, como la fotovoltaica, la eólica, la termoeléctrica, el aprovechamiento de residuos a través del biogás o la geotérmica».

Más información: Lavozdegalicia.es

El presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), José Donoso, defendió hoy la contribución de la energía eólica a la riqueza nacional y aseguró que, entre enero y agosto, esta fuente de generación produjo el 45% de la energía renovable, pero sólo recibió el 24% de las primas destinadas al régimen especial.

Durante su participación en un encuentro sectorial organizado por el Club Español de la Energía (Enerclub), Donoso sostuvo que la eólica es una fuente “madura” que “ha creado un sector propio”, por lo que pidió que en los análisis económicos críticos con las renovables se tenga en cuenta su aportación.

Según los datos ofrecidos por Donoso, elaborados por la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la relación entre contribución y primas de la eólica contrasta de forma significativa con la de la solar, que hasta agosto produjo el 8% de la energía renovable e ingresó el 46% de los incentivos.

Mientras, la cogeneración produjo el 27% de la electricidad de fuentes renovables y recibió el 17% de las primas, frente a la hidráulica, que obtuvo el 4% de las primas tras producir el 8% de las renovables.

Más información: Ienergias.com

El Consejo de Ministros ha aprobado la puesta en marcha, en los próximos tres años, de nuevos parques eólicos con una potencia instalada de 6.000 megavatios (MW) y de instalaciones termosolares por otros 2.440 MW.

El acuerdo, que establece la “hoja de ruta” para la implantación de las nuevas instalaciones, garantiza el crecimiento “ordenado y continuado” de estas tecnologías y dota de “seguridad” al sector, ha destacado la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

De la Vega ha destacado que a finales del año que viene se habrán superado los objetivos marcados en el Plan de Energías Renovables 2005-2010, establecidos en 20.155 MW para la eólica y 500 para la termosolar.

Así, España se situará como líder mundial en el desarrollo de energía termosolar y se mantendrá entre los primeros puestos por potencia eólica instalada.

Además, ha añadido la vicepresidenta, el desarrollo de estas nuevas instalaciones permitirá a España avanzar hacia el modelo de crecimiento “más sostenible y respetuoso con el medio ambiente” que impulsa el Gobierno.

El acuerdo establece el orden de entrada en operación de todos los proyectos que han obtenido su correspondiente inscripción en el registro de preasignación del régimen especial (renovables) del Ministerio de Industria, requisito indispensable para el acceso a las actuales subvenciones.

El calendario aprobado prevé la puesta en marcha de más de 1.700 MW anuales eólicos hasta 2012, lo que, según el Ejecutivo, supone mantener el ritmo de instalación de los últimos años, mientras que en el caso de la termoeléctrica entrarán en operación 500 MW anuales hasta 2013.

Con ello, se elevará hasta los 3.300 MW la media de instalación anual de energías renovables en la presente legislatura, por encima del promedio de 1.511 MW de la legislatura 2000-2003, y de los 2.295 MW de la 2004-2007.

Más información: Abc.es

futuro-energia-españa-energias-alternativas-implantacion-desarrollo-plan-energetico-sostenibleEl próximo Consejo de Ministros dará previsiblemente luz verde a la cantidad definitiva de energía eólica y solar termoeléctrica que va a entrar en el sistema español para 2012, según señalaron fuentes del sector. El Ministerio ya está cerrando qué instalaciones estarán inscritas en el registro de preasignación de retribución y, por lo tanto, cobrarán las primas del Real Decreto 661/2007.

Según varias fuentes del sector, la energía eólica contará con otros 5.000 megavatios (MW) para instalar hasta 2012, cantidad inferior a la media de instalación anual de esta industria hasta la fecha, que ha sido de 2.000 MW.

Para la energía termosolar, previsiblemente entren en el registro hasta 2.300 MW en estos tres años. En principio, según diversas fuentes, se daría el visto bueno a los 600 MW que están listos para entrar en funcionamiento en 2010 y se abrirían tres tandas anuales de 500 MW para el resto de instalaciones en construcción. Ya hay 231 MW inscritos en esta tecnología.

Aunque desde Industria no concretaron fechas de aprobación ni potencia asignada a cada tecnología porque “aún se está definiendo la cantidad de potencia por cupo que entrará”, si avanzaron que se está ultimando “un sistema que aporte certidumbre a los sectores hasta 2012”. Esta determinación “asegurará el desarrollo escalonado, razonable y asumible” de estas energías en el futuro.

Más información: Cincodias.com