La filial de ingeniería de Iberdrola, Iberdrola Ingeniería, y Siemens son dos de las empresas interesadas en el desarrollo del primer parque eólico marino de Estados Unidos, que se construirá en la costa de Massachusetts y que tendrá una potencia de 420 megavatios (MW) distribuidos en 130 turbinas, según los promotores del complejo.

Este posible interés de Iberdrola en el proyecto, conocido como Cape Wind, aparece recogido en una notificación del abogado de los promotores, David Rosenzweig, remitida al regulador del Estado, cuyos técnicos se encuentran en la actualidad analizando la aprobación del contrato de suministro de electricidad entre el parque eólico y la empresa National Grid.

El diario estadounidense ‘The Boston Globe’ alude al interés de Iberdrola por el proyecto y asegura que, entre la documentación presentada por el letrado, aparecen cartas de apoyo tanto de la eléctrica española y Siemens como de la aseguradora local Willis y una sociedad conjunta interesada en el proceso de construcción.

El análisis regulatorio del proyecto se está viendo empañado por la negativa de los promotores a dar información acerca de las inversiones necesarias.

Más Información: EuropaPress

Anuncios

La planta termosolar en construcción de Lebrija, a 60 kilómetros de Sevilla, simboliza la nueva manera de producir electricidad limpia. Es otra catedral del sol.El recinto, de 1,2 km de largo por 1,1 km de ancho, alberga 6.048 colectores solares en forma de parábola y casi 170.000 espejos. Si se pusieran en fila uno detrás de otro, medirían 72 kilómetros. Impresiona este laberinto de captadores preparados ya para recibir la radiación y calentar un aceite que generará vapor que moverá las turbinas para producir electricidad equivalente al consumo de 50.000 familias a partir de enero. El campo solar es el buque insignia con el que sus propietarios (Siemens y Valoriza) muestran su apuesta por la energía solar. Pero si las plantas solares empiezan a menudear en Andalucía (donde funcionan seis centrales termoeléctricas), ¿no podrían construirse muchas más en el norte del África,o en el Sáhara, donde hay más radiación solar?

Más Información:lavanguardia

Cape Wind, consorcio que desarrolla el proyecto eólico marino homónimo (420 MW), acaba de hacer pública la adjudicación del contrato de aerogeneradores al tecnólogo alemán Siemens, primer fabricante de equipos eólicos marinos del mundo. El proyecto queda pendiente tan solo de la autorización del Departamento de Interior, que prevé anunciar su decisión final a finales de abril.

La empresa promotora del parque de Cape Wind asegura que la multinacional Siemens suministrará 130 máquinas de 3,6 MW de potencia, el aerogenerador de más implantación en el mar en los últimos años. Según la prensa local, el segundo tecnólogo marino, el fabricante danés Vestas, también había acudido al proceso de licitación.

Si el Departamento de Interior da su visto bueno definitivo, Cape Wind, parque ubicado en las costas del Cabo de Cod (Massachussets), se convertiría en el primer parque eólico marino de los Estados Unidos. En ese caso, además, Siemens promete establecer su sede eólica marina estadounidense en Boston, la principal ciudad del estado, el próximo mes de junio.

Según el presidente y consejero delegado de Siemens Energy, Randy Zwirn, “entendemos que el Departamento de Interior trabaja para aportar certidumbre al proyecto”. “La aprobación final de Cape Wind será clave para el éxito de la industria eólica marina de EEUU”, añade, puesto que “emitirá una señal, tanto a los fabricantes como a los inversores, de que Estados Unidos figura entre los lideres de la sostenibilidad y en su apoyo a la energía limpia y fiable así como a la creación de empleo”.

Más Información:energias-renovables

El parque eólico mar adentro más grande del mundo, Horns Rev II, comenzó recientemente sus operaciones. El proyecto, situado en el Mar del Norte, consiste en 91 turbinas eólicas de Siemens para generar electricidad. El parque eólico tiene una potencia máxima de cerca de 210 megavatios (MW), lo suficiente para cubrir las necesidades de la electricidad de aproximadamente 200.000 hogares.

Cada una de las turbinas tiene una potencia promedio de 2.3 MW, pesa 300 toneladas y se levanta más de 100 metros sobre la superficie del agua. Cada una de las torres de 60 metros de alto posee tres aspas de 45 metros de longitud, que se mueven en el aire a 220 kilómetros por hora en días ventosos.

Las turbinas son fabricadas por Siemens en Dinamarca. Un aspecto particular y desafiante de las aspas del rotor es el hecho de que deben ser extremadamente flexibles y a la vez resistentes para soportar fuertes vientos. Para superar esta dificultad, Siemens utiliza un proceso patentado en el cual las aspas de rotor se hacen en una sola pieza con capas de madera balsa y fibra de vidrio que se encapsulan en la resina epóxica.

Así la lámina no tiene ninguna área potencialmente débil como empalmes o puntos de adherencia. Los rotores se diseñan para funcionar confiablemente por 20 años. Tal nivel de la confiabilidad es importante para las instalaciones costa afuera ya que el trabajo de mantenimiento es cerca de diez veces más costoso mar adentro que en parques eólicos en tierra. Como la energía solar, la energía eólica es una de las fuentes más prometedoras de energía renovable para el futuro. Los expertos estiman que la energía eólica generará 13 veces más electricidad en todo el mundo en 2030 que hoy, cubriendo cerca de un 8% del consumo total de electricidad.

Más información: Cpampa.com

Siemens ha adquirido el 25% del capital de la compañía especializada en energías renovables alemana Beteiligungsgesellschaft Zukunftsenergien (BGZ) con el fin de reforzar su liderazgo en el sector de la generación de energía sostenible como una de las “claves de su crecimiento”, informó hoy el grupo tecnológico, que no precisó el importe de la operación.

Mediante esta inversión Siemens refuerza su posición en el campo de la energía sostenible y amplía su cartera de productos, donde, según la firma, ya es el “mayor proveedor” del mundo en infraestructuras ‘verdes’.

Siemens y BGZ trabajan conjuntamente desde 2006, fecha en que comenzaron a desarrollar proyectos de energía eólica en el centro y el Este de Europa. Según el presidente de Siemens, Peter Löscher, la compañía se está volviendo “más verde”, y esta operación reafirma al grupo dentro del sector de las energías sostenibles y asegurará la expansión de sus proyectos en productos, sistemas y servicios.

Más información: Europapress