A pesar de ser un sector muy intensivo en capital, el segmento marino de la eólica ha resistido cuasi incólume la crisis financiera global durante el primer trimestre de 2010, período durante el cual ha logrado conectar a las redes europeas 118 aerogeneradores (333 MW), según la European Wind Energy Association (EWEA). Ello supone una media mensual de 55,5 MW, frente a los 48 MW registrados durante 2009.

La cifra eleva a 2.396 megavatios la potencia acumulada en los mares europeos, multiplicando por tres la cifra alcanzada a finales de 2006. Un 40% del total se ubica en aguas británicas, país que ya ha superado el hito de un gigavatio (mil megavatios). Asimismo, y además de la potencia en funcionamiento, existen 151 aerogeneradores adicionales ya instalados pero pendientes aún de conexión a red. Estas máquinas suman una potencia de 440 MW y serán conectadas en los próximos meses, lo que supone que al menos 773 MW se habrán puesto en servicio durante 2010. Ello se traduce en un crecimiento de un 34% (en 2009 fueron instalados 577 MW). No obstante, la cifra podría crecer aún más, en función de la marcha que lleven algunos parques que se encuentran ya inmersos en la última fase de construcción.

Los parques que se han conectado durante el primer semestre de 2010 son cuatro: Poseidón (Dinamarca), Alpha Ventus (Alemania) y Gunfleet Sands y Robin Rigg, en Reino Unido. Sumados a los doce parques que se encuentran en diferentes fases de construcción, la potencia se eleva a 3.972 MW. Entre los promotores, la eléctrica alemana E.On está detrás de un 64% de la nueva potencia marina conectada durante el primer semestre, según European Wind Energy Association. A continuación, le seguirían Dong (Dinamarca) y Vattenfall (Suecia), con un 21 y un 11%, respectivamente. Respecto a los tecnólogos, Siemens (Alemania) ha suministrado un 55% de la nueva potencia, Vestas (Dinamarca) ha aportado un 36%, y REpower (Alemania) está detrás de otro 30,9%.

Más Información: Energias-Renovables

Anuncios

En 2009, solar, eólica e hidroeléctrica sumaron más megavatios de nueva potencia instalada que gas natural, carbón y nuclear juntas. Esa es una de las muchas conclusiones que presenta Naciones Unidas en su informe Tendencias Globales de las Energías Limpias 2009, documento que revela que, el año pasado, las renovables sumaron el 60% de la nueva potencia instalada en Europa y más del 50% en los Estados Unidos.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Renewable Energy Policy Network for the 21st Century (REN21) han publicado sendos informes sobre lo que ha sido el año 2009 para las energías renovables. El primer estudio (Global Trends in Sustainable Energy Investment 2010) hace balance de las inversiones y los logros (en potencia instalada). El segundo (Renewables 2010. Global Status Report) analiza los diferentes marcos políticos de fomento de las renovables. Pues bien, según ambos estudios, en 2009 fueron instalados en el mundo más megavatios renovables que convencionales, lo que sucede por segunda vez en la historia. El primer año en que la potencia renovable instalada fue más que la convencional fue 2008. Según Tendencias Globales de las Energías Limpias 2009, en 2010 las renovables volverán a ganar la partida.

A pesar de esa tendencia (las renovables ratifican el adelantamiento), el sector de las energías limpias ha visto decrecer un 7% la inversión en 2009, año durante el cual recibió 162.000 millones de dólares. Es más, según el informe, varios sub-sectores experimentaron reducciones significativas de la inversión, sobre todo el solar fotovoltaico y el de los biocombustibles. Sin embargo, hubo un récord de inversiones en energía eólica. En total, en todo el mundo se han sumado al parque renovable 80.000 nuevos megavatios de potencia: 31.000 MW de hidroeléctrica y 48.000 de potencia no hidroeléctrica.

Más Información: Energias-Renovables

China ha vuelto a demostrar que no se conforma con ser la fábrica del mundo, sino que también está dispuesta a abanderar sectores emergentes, como es el caso de las renovables, según indica el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (UNEP).

Y es que, tras una época de crecimientos espectaculares en el Viejo Continente, en esta zona la inversión cayó un 10%, hasta unos 34.700 millones de euros, mientras que en Norteamérica el bajón fue del 38%, lo que la situó en 16.000 millones. Aun así, por segundo año consecutivo la inyección de capital en renovables superó a lo que se gastó en fuentes tradicionales tanto en estos mercados.

Frente a este descenso, en Asia hubo un repunte cercano al 30%, hasta 31.100 millones, gracias a la actividad en China, pero también de la India. Este incremento les sitúa a un paso de atajar a Europa como la región líder y le permite superer a EEUU.

En Oriente Medio y África hubo un incremento del 19%, aunque desde un nivel muy bajo, con lo que la cantidad total alcanzó los 1.900 millones de euros. En Sudamérica la inversión bajó un 20%, hasta 9.000 millones, pese a contar con Brasil, que produce prácticamente todo el etanol sacado de caña de azúcar del mundo y que también ha construido recientemente plantas eólicas y de procesamiento de biomasa.

En total, la inversión mundial en energías limpias cayó un 7% en 2009 y se colocó en 125.000 millones de euros. Las mayores bajadas se registraron en grandes plantas de energía solar y en biocombustibles, mientras que la inversión en molinos de viento fue récord gracias a las nuevas instalaciones chinas y a complejos eólicos en el mar del Norte.

Achim Steiner, jefe del UNEP, señaló que en 2009 el sector demostró “resistencia” ante la crisis, puesto que la caída fue menor que lo previsto por muchos analistas. “Hubo determinación por parte de muchas empresas y gobiernos, especialmente en economías de rápido desarrollo, en transformar la crisis económica y financiera en una oportunidad para un crecimiento más verde”, afirmó.

El valor de mercado de las compañías “verdes” subió casi un 40% en 2009, pero ese incremento sólo les permitió recuperar una tercera parte de lo perdido en 2008. Actualmente el 20% de la electricidad que consume el mundo se deriva de fuentes renovables.

Más Información: Expansion

La nueva estación, cuyas obras han sido adjudicadas a la empresa Copcisa con un presupuesto de 12.367.128,9 euros y un plazo de ejecución de 11 meses, se ubicará en el tramo de la línea de alta velocidad comprendido entre San Antonio de Requena y Requena, en el término municipal de esta última localidad, concretamente en el punto kilométrico 601/400, situado entre la A-3 y el nuevo trazado ferroviario.

El edificio se ha proyectado de tal forma que permita a las personas con algún tipo de discapacidad el acceso integral a todos los espacios abiertos al público. Según Fomento, la construcción se realizará “siguiendo un modelo de sostenibilidad, lo que significa asumir un compromiso especial de respeto con el medio ambiente y la minimización del impacto ambiental, el uso coherente de la energía y los recursos naturales”.

En este sentido, se ha diseñado de modo que favorezca un “uso racional” de la energía. Para ello, se han tenido en cuenta criterios de eficiencia energética, aislamiento térmico y de ahorro energético, por lo que contará con paneles solares térmicos para la producción de agua caliente sanitaria y paneles fotovoltaicos para la captación de energía solar y su transformación en energía eléctrica.

La nueva estación dispondrá de una superficie en planta de aproximadamente 1.200 metros cuadrados, desarrollados en una sola planta de 62 metros de largo por 20 metros de ancho. Estará formada por tres volúmenes de diferentes alturas conectados entre sí, donde se situarán los espacios destinados a atender las funciones propiamente ferroviarias: vestíbulo, venta de billetes, dependencias de personal, aseos, entre otros.

Por lo que se refiere a las instalaciones exteriores al propio edificio, contará con dos andenes de 400 metros de longitud útil y 8 metros de anchura, dotados de marquesinas de protección frente a inclemencias meteorológicas. El acceso a los andenes desde el edificio de viajeros se efectuará mediante un paso inferior provisto de escaleras y ascensores.

Más Información: LaGeneraciondelsol

La compañía Petra Inventum ha creado una cubierta solar térmica. La ha llamado Solar Item y asegura que es “la primera del mercado”. Con un solo producto se cumplen dos funciones al mismo tiempo: la de cubierta y la de captador térmico. Esta es su diferencia frente a los captadores térmicos tradicionales.

La solución aportada por Petra Inventum engarza perfectamente con el sentido hacia donde se encamina el trabajo de la compañía que describe Joan Franquesa, uno de sus socios, como “innovación arquitectónica, ecológica y sostenible con un claro objetivo: el ahorro energético”.

Solar Item es una cubierta industrializada que integra el panel solar térmico para abastecimiento de agua caliente sanitaria y calefacción. Estéticamente se integra perfectamente con el diseño del edificio, económicamente disminuye el coste de instalar una cubierta y sobre ella los captadores térmicos, y energéticamente consigue una reducción en la factura energética de entre un 65 y un 85% respecto a un sistema convencional de gas.

Soporta todo tipo de temperaturas sin la necesidad de sistemas adicionales y no tiene riesgo de sobrecalentamiento debido a que la capa expuesta en el exterior disipa el calor excedente. Este tipo de cubierta solar es apta para colocarse en todo tipo de inmuebles, desde viviendas a industrias, pasando por hoteles y hospitales.

Más Información: Energias-Renovables

China ha vuelto a demostrar que no se conforma con ser la fábrica del mundo, sino que también está dispuesta a abanderar sectores emergentes, como es el caso de las renovables, según indica el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (UNEP).

Y es que, tras una época de crecimientos espectaculares en el Viejo Continente, en esta zona la inversión cayó un 10%, hasta unos 34.700 millones de euros, mientras que en Norteamérica el bajón fue del 38%, lo que la situó en 16.000 millones. Aun así, por segundo año consecutivo la inyección de capital en renovables superó a lo que se gastó en fuentes tradicionales tanto en estos mercados.

Frente a este descenso, en Asia hubo un repunte cercano al 30%, hasta 31.100 millones, gracias a la actividad en China, pero también de la India. Este incremento les sitúa a un paso de atajar a Europa como la región líder y le permite superer a EEUU.

En Oriente Medio y África hubo un incremento del 19%, aunque desde un nivel muy bajo, con lo que la cantidad total alcanzó los 1.900 millones de euros. En Sudamérica la inversión bajó un 20%, hasta 9.000 millones, pese a contar con Brasil, que produce prácticamente todo el etanol sacado de caña de azúcar del mundo y que también ha construido recientemente plantas eólicas y de procesamiento de biomasa.

En total, la inversión mundial en energías limpias cayó un 7% en 2009 y se colocó en 125.000 millones de euros. Las mayores bajadas se registraron en grandes plantas de energía solar y en biocombustibles, mientras que la inversión en molinos de viento fue récord gracias a las nuevas instalaciones chinas y a complejos eólicos en el mar del Norte.

Más Información: Expansion

El Consejo de Gobierno andaluz ha autorizado la concesión de un aval de doce millones de euros y la prórroga del de cinco millones otorgado el pasado marzo a Isofotón “para apoyar la viabilidad de esta firma malagueña del sector de las energías renovables”. El beneficiario del aval es el consorcio Affirma-Top Tec, que se propone relanzar la histórica empresa andaluza, fundada en 1981.

La decisión del Gobierno andaluz supone un respaldo al proyecto del consorcio integrado por los grupos Affirma y Top Tec, que recientemente adquirió la compañía con el fin de relanzarla y mantener sus 700 puestos de trabajo. Según la Junta de Andalucía, “las nuevas empresas inversoras tienen previsto destinar en los próximos tres años 50 millones de euros con el fin de mantener el liderazgo tecnológico de Isofotón; reforzar su área de I+D; ampliar las líneas de producción de placas solares, y abrir nuevos mercados internacionales, especialmente en Asia y Estados Unidos, donde están bien situadas”.

Grupo Affirma, creado en España, centra su trabajo en el sector de la consultoría, los servicios jurídicos y la actividad inmobiliaria de centros de negocios. Cuenta con una filial, Affirma Energía Solar, especializada en energías renovables. Por su parte, Top Tec, de origen coreano, desarrolla una diversificada actividad productiva que abarca desde placas solares a componentes de automoción y electrónica.

Más Información: Energias-Renovables