En septiembre de 2009, Gas Natural Unión Fenosa celebraba en A Coruña el primer consejo de la gasista lejos de Cataluña. Bajo el brazo, su presidente, Salvador Gabarró, traía distintos compromisos, entre ellos la promesa de una inversión de 300 millones de euros en Galicia. En la presentación de resultados en Madrid, con doble bypass por videoconferencia con Barcelona y A Coruña, el consejero delegado, Rafael Villaseca, señaló que algunas inversiones, como las que corresponden a la red gasista y eléctrica, ya se están ejecutando. Para el resto, dio a entender que parte se vincula a los megavatios que pueda recibir el grupo en el próximo reparto eólico de 2.300 MW que, a partir de marzo, pondrá sobre la mesa la Xunta.

“Estudiaremos las condiciones del nuevo concurso”, señaló Villaseca. “Vamos a ver si tenemos suerte con la nueva asignación de potencia, nuestra ambición es grande y podemos tener muchos proyectos en los que invertir”, sentenció, incluso para superar esos 300 millones. Esa ansia por crecer en la eólica de la comunidad contrasta, sin embargo, con otro mensaje: “hay que incluir en la ecuación del desarrollo energético el factor de la sostenibilidad económica”, no solo medioambiental.

Detalló que “el 28% de la electricidad se cubrió de media en 2009 con fuentes renovables más hidráulica, y en enero se alcanza el 35%”, un “buen punto de partida”. Pero avisa: “la eólica es el doble de cara que la energía convencional, y la solar, hasta diez veces”. Ese sobrecoste, avisó, “acabará trasladándose a los consumidores”, por lo que pidió replantear todo el modelo energético. Con un calendario “menos agresivo” en la integración de renovables al sistema, se podría “conseguir un precio más competitivo de la energía”.

Otro factor de interés para Galicia es el futuro de la central Sabón, pues podría entrar en el paquete de 2.000 MW en ciclos combinados en los que ha de desinvertir. “No tenemos tomada una resolución”, avisa, aunque cuentan con ofertas encima de la mesa. En cuanto a su 49% en Sogama, mantendrán la participación mano a mano con la Xunta, mientras que seguirán con su 21% en Reganosa, que espera sirva como “puerta de entrada” al difícil mercado portugués. Y sobre su proyecto de generar energía con biomasa forestal en Meirama, “este verano estará listo el estudio” que detallará si resulta viable.

El año pasado estuvo lleno de vaivenes, con una fuerte caída en demanda y precios, pero Gas Natural Unión Fenosa lo cerró con 1.195 millones en ganancias, un 13,1% más. Su Ebitda consolidado alcanzó 3.937 millones, un 53,5% más que el año anterior. Y en este arranque de 2010, al menos el consumo eléctrico ya no se despeña, y el de gas se recupera. Se ve ya alguna luz.

Villaseca explicó que ambas marcas conviven, no borra Fenosa. Las sinergias de la fusión a partir de 2011 superan las previstas, 260 millones en costes y 90 en ingresos. En 2009 su negocio alcanzó 14.879 millones, un 9,9% más, y la deuda, que tocó 20.916 millones tras comprar la eléctrica, baja tras unas desinversiones por 3.600 millones.

Ángel Bernardo Tahoces, centro, reclamó ayer en Madrid rodeado de profesionales del sector un marco regulatorio estable para todos los implicados en el desarrollo renovable como única vía para evitar las disfunciones existentes y “fijar así industria y generar empleo”

Más Información:elcorreogallego

Anuncios

Las principales empresas eléctricas españolas, englobadas en la patronal Unesa, realizaron inversiones en activos eléctricos situados en España durante 2009 por valor de 5.630 millones de euros, cifra un 19% inferior a la del año precedente.

Para acometer este proceso inversor, además de sus necesidades financieras, las empresas tuvieron que recurrir al incremento de su deuda financiera en casi 4.000 millones de euros.

Así se desprende del “Avance estadístico: La industria eléctrica 2009” elaborado por esta organización, que integra a Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Unión Fenosa, HC Energía y E.On.

El documento constata que las inversiones en equipo generador disminuyeron un 34% en 2009, situándose en 2.850 millones de euros. Por su parte, las inversiones en la mejora y ampliación de las líneas relacionadas con la actividad de distribución aumentaron un 6,5%, hasta situarse en 2.780 millones de euros.

Durante el ejercicio pasado, las compañías integrantes de Unesa destinaron el 61,2% de los recursos generados por las actividades eléctricas nacionales al proceso inversor en curso.

A finales de año, el equipo generador convencional de las empresas de Unesa sumaba una potencia total de 66.840 megavatios (MW). La potencia de nueva incorporación ascendió a 729 MW. El déficit de tarifa eléctrica (la diferencia entre el coste de producir la electricidad y lo que el consumidor paga por ella) supuso el 44% de los flujos de caja generadas por estos grupos.

El ejercicio 2009 estuvo marcado por la reducción de la demanda de electricidad del 4,3%, situación “acorde con la ralentización de la economía”, según el informe. La caída de la demanda, junto con la reducción del precio de las materias primas energéticas y el aumento de la hidraulicidad, dio lugar a que el precio medio ponderado de la electricidad en el mercado de producción reflejara una disminución en el entorno del 37% con respecto al año precedente.

Más información: Expansion.com

El consumo de electricidad cayó un 4,3% en 2009 en comparación con un año atrás, hasta los 255.721 megavatios por hora (MWh). Este retroceso, según la patronal del sector, Unesa, es una consecuencia de la crisis económica y representa el mayor descenso desde 1959, año en el que comenzó a elaborarse la estadística.

Se trata además del tercer ejercicio en estos 50 años en el que se contrae el consumo eléctrico neto. Los dos anteriores fueron 1993 y 2008, con reducciones del 0,3% y el 0,2%, respectivamente. En 2008, también se produjo una bajada del 0,2%. Ambos datos contrastan con los crecimientos anuales de entre el 2,7% y el 7,1% registrados durante el resto de la década.

La producción eléctrica también disminuyó, en un 5,1%, hasta los 300.684 millones de kilovatios por hora (kwh) y, en paralelo, las emisiones de C02 se recortaron en un 17%. En cuanto a las fuentes de producción, destaca la caída del 10,5% registrada en la nuclear y los descensos del 23,7% y el 9,1%, respectivamente, en las derivadas del carbón y el gas natural.

En el caso de la nuclear, Unesa ha atribuído el descenso a las paradas para realizar recarga de combustible, “que en algunos casos se ha prolongado más de lo habitual para tareas de aumento de potencia o la incorporación de nuevos sistemas”.

Avanzan las fuentes renovables:

En el sentido contrario, sobresale el incremento del 15,3% en la energía generada con fuentes renovables y el aumento del 8,4% que se anotó la hidroeléctrica.

Así, en 2009 las renovables produjeron el 18% del total de electricidad generada en España, el mismo porcentaje que la nuclear, con lo que las dos se colocan como segunda fuente de generación por detrás del gas natural, con un 36%. La producción a partir de carbón generó un 13% de la electricidad total, las instalaciones hidroeléctricas un 9% y los productos petrolíferos, el 6% restante.

Se reduce la inversión:

Este contexto de crisis económica (caída de la demanda, reducción del precio de las materias primas y aumento de la hidraulicidad) ha provocado que el precio medio ponderado de la electricidad en el mercado de producción disminuyera un 37% en comparación con el año anterior.

Con todo, durante 2009 las empresas integradas en Unesa -Iberdrola, Endesa, HC Energía, Unión Fenosa y E.ON- realizaron inversiones en activos eléctricos situados en España por importe de 5.630 millones de euros, cifra un 19% inferior a 2008.

Las inversiones en equipos de generación se contrajeron un 34%, hasta los 2.850 millones. La patronal ha subrayado que no se trata de la anulación de programas de inversiones, sino de “adaptación sus tiempos de ejecución a las necesidades del servicio”.

Por contra, la inversión relacionada con la actividad de distribución creció un 6,5%, hasta sumar 2.780 millones de euros, “con el fin de responder a las necesidades que en cada momento plantea la garantía y seguridad del suministro”, ha destacado Unesa.

Según datos de la patronal, las eléctricas destinaron a inversiones el 61,2% de los recursos obtenidos por su actividad en el mercado doméstico. No obstante, el déficit de tarifa supuso casi el 44% de los flujos de caja generados por las eléctricas.

Con todo, las empresas del sector incrementaron su deuda financiera en un total de 4.000 millones de euros para acometer el proceso inversor, pero también para atender a sus necesidades financieras.

Más información: El Mundo

Gas Natural, la empresa catalana que acaba de completar la adquisición de Unión Fenosa, apostará en el futuro por acercar la producción eléctrica a los centros de consumo, en detrimento de los grandes territorios generadores de energía, entre los cuales en el sistema peninsular destaca Galicia. La compañía que preside Salvador Gabarró defendió esta tesis en un congreso celebrado esta semana en Madrid, en el que se analizaron modelos alternativos de generación eléctrica que atiendan con mayor calidad, seguridad y eficacia las necesidades de los usuarios, para lo que se considera necesaria una mayor cercanía con el consumidor final.

La eléctrica de origen gallego presentó en el congreso sus proyectos de cogeneración, microgeneración y gestión energética. Según recordó la propia Gas Natural, actualmente «la electricidad, como forma de energía más útil, se produce en grandes instalaciones, partiendo de diversas fuentes de energía que son transformadas para el transporte hasta su consumo final». Frente a este «modelo tradicional e ineficiente -continúa la empresa-, surge otro en el que la generación de energía se acerca al consumidor». Esta alternativa «es la generación distribuida: la generación, almacenamiento y administración de los recursos energéticos en los lugares de consumo, para satisfacer las necesidades de los usuarios con mayor calidad».

Esta aproximación de la producción al usuario final se puede hacer, según Gas Natural, «con tecnologías convencionales, como la cogeneración, o con aquellas que incorporan energías renovables, como la fotovoltaica, la eólica, la termoeléctrica, el aprovechamiento de residuos a través del biogás o la geotérmica».

Más información: Lavozdegalicia.es

plan_energetico_aumento_potencia_energia_electrica_ciclos_combinadosIncrementar la potencia conjunta del parque de generación eléctrico gallego en 4.678 megavatios sobre los 10.875 megavatios instalados a julio de este año. Ese es el objetivo del nuevo plan energético que elabora la Consellería de Economía e Industria, que anula el proceso en curso activado por el bipartito con la cancelación del procedimiento de evaluación ambiental del anterior modelo, y desarrolla el nuevo programa para el período comprendido entre 2010 y 2015. El techo de producción al que llegará Galicia en dicho año, según el plan inicial que diseña la consellería, supondría un aumento del 43% de la potencia instalada, que se centrará en el desarrollo de los biocombustibles, nuevos ciclos combinados y energías alternativas como la eólica y la solar.

De acuerdo con el documento de evaluación ambiental del Plan Energético 2010-2015, que supone el arranque del proceso, el incremento de la potencia eléctrica llegará al techo de los 15.553 megavatios, entre los que se incorporan los 2.300 megavatios nuevos, hasta llegar a los 6.500, a los que aspira Galicia en el desarrollo del polémico proceso de concesiones eólicas, cuya fecha prevista de entrada en funcionamiento es 2014 o 2015. De lo ambicioso del plan da cuenta la previsión de que la producción a partir de energías renovables llegará al 95% del consumo dentro de cinco años. Hoy, el 39,5% de la producción eléctrica gallega procede de este tipo de fuentes.

Poco diferencia el objetivo en producción a partir de renovables que pretende la nueva Xunta sobre el anterior plan del bipartito, pero los caminos son distintos. A la apuesta por la solar térmica y fotovoltaica, así como la producción de biomasa, la Dirección Xeral de Industria, encargada del proyecto, incorpora nuevos ciclos combinados, que producen electricidad a partir del gas natural, y de los que pretende entren en servicio un total de 800 megavatios entre 2013 y 2015. Este incremento de capacidad equivale a dos centrales como la de Gas Natural-Unión Fenosa de Sabón, recientemente readaptada en parte a la producción de este tipo de energía.

En concreto, el documento de inicio señala que “en la planificación de la consellería y también en la del Gobierno del Estado, figuran las solicitudes de Endesa Generación y Unión Fenosa Generación para construir dos grupos de ciclos combinados a gas, en As Pontes y Sabón, de 800 y 400 megavatios, respectivamente, gemelos a los ya existentes en la actualidad”. “Dependiendo de la evolución del consumo a lo largo del período, se estima que en el horizonte 2013- 2015 comiencen a funcionar unos 800 megavatios”, explica el plan.

Más información: Elpais.com

Gas Natural se ha convertido en la eléctrica española mejor posicionada en el informe Carbon Disclosure Project Global 500, elaborado por Naciones Unidas en colaboración con PricewaterhouseCoopers, anunció en un comunicado.

El informe contiene una clasificación que valora los esfuerzos de las empresas en la lucha contra el cambio climático. En esta edición del informe, elaborada con datos de 2008, la compañía, que ha finalizado recientemente su fusión con Unión Fenosa, obtuvo una puntuación de 77 puntos.

Por su parte, Unión Fenosa, que fue evaluada antes de su integración con con la gasista, alcanzó los 86 puntos. Además, se convirtió en la única empresa española que fue incluida también en el índice Carbon Disclosure Leadership, al que pertenecen las 50 empresas con mejor puntuación.

Carbon Disclosure Project reconoce a las empresas que se distinguen por realizar actividades de reducción de carbono efectivas y por tomar medidas eficaces de gestión de riesgos y aprovechamiento de nuevas oportunidades.

Más información: Europapress.es

Gas Natural-Unión Fenosa anunció en el primer consejo de administración tras su fusión la intención de utilizar biomasa forestal, principalmente residual, en la central térmica de Meirama. La potencia correspondería a unos 60 MW sobre los 560 MW nominales instalados que tiene la planta, y ayudaría a reducir la imagen de alta emisora de dióxido de carbono y azufre que tiene.

Hace ahora un año, Greenpeace publicaba el informe El carbón en España, un futuro negro, ampliado en junio de este mismo año con un análisis más profundo de la industria de este combustible fósil en nuestro país. En el primero, la central térmica de Meirama, en A Coruña, aparecía como la sexta española que más emisiones de CO2 produce. Si se cumplen los pronósticos realizados el pasado viernes por sus propietarios (Gas Natural-Unión Fenosa), estas emisiones se reducirían de forma notoria, y la biomasa forestal será la responsable de esa reducción.

La primera reunión del consejo de administración tras la fusión de Gas Natural-Unión Fenosa se celebró precisamente en A Coruña. En este escenario, Salvador Gabarró, presidente del grupo, dio a conocer a Alberto Nuñez-Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia e invitado de honor a la reunión, varias iniciativas para esta comunidad relacionadas con la energía en general y con las renovables en particular. Entre estas últimas está la intención de destinar 250.000 toneladas de biomasa forestal, de las que el 80% serían desechos forestales de eucalipto y pino, a la central de Meirama. En concreto se utilizarían 60 MW de los 560 MW de potencia nominal instalada que tiene la planta.

Fuente: Energias-Renovables