La gran medida verde del presidente francés Nicolas Sarkozy, la tasa del carbono que debía aplicarse en forma de impuesto indirecto sobre la energía de origen fósil, no entrará en vigor mañana tal y como estaba previsto. El Consejo Constitucional, máxima instancia judicial, la vetó el martes por la noche por injusta e ineficaz. Se da portazo así a un plan que Sarkozy presentó como un modelo a seguir por toda la Unión Europea, y que España consideró “interesante”.

Las exoneraciones previstas y dirigidas esencialmente a la industria convertían la tasa en “contraria al objetivo de lucha contra el calentamiento global”, el argumento esgrimido por el Gobierno para su creación, y “creaban una ruptura de igualdad” fiscal, sentenció la Corte. El primer ministro, François Fillon, ya ha anunciado que no se rinde y presentará una versión modificada de su impuesto el próximo 20 de enero.

Lo que ha motivado la decisión del constitucional son las numerosas exoneraciones previstas en el texto de ley. Ni las industrias pesadas sometidas al sistema europeo de intercambio de cuotas, responsables del 30% de las emisiones, ni la electricidad, por ser principalmente nuclear, estaban incluidas. Al final, el Consejo calcula que quedaban exentas de la contribución “más de la mitad de las emisiones de gas a efecto invernadero” y en particular “el 93% de las emisiones de origen industrial, sin contar el carburante”. El resultado es que la tasa se habría aplicado “esencialmente al carburante y a los productos de calefacción que no son más que una de las fuentes de emisión”.

Los franceses se libran de momento de una subida de entre 4 y 4,5 céntimos del litro de gasolina, gasóleo y fuel y del 7% del precio del gas, que corresponde a la imposición de 17 euros por tonelada de CO2 emitida que fijaba la ley. El Gobierno se quedaría, por su parte, sin ingresar unos 2.000 millones de euros. Se trata de la suma que debería aportar la tasa aplicada a las empresas, según estimó ayer el presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, Jean Arthius. Los otros 2.000 millones de euros recaudados sobre los particulares debían ser redistribuidos mediante una redistribución fiscal.

El órgano de los denominados sabios ha puesto el dedo en la llaga al rechazar el argumento de no tasar las industrias pesadas por estar ya sometidas al sistema de intercambio europeo, dado “que esas cuotas se han atribuido de forma gratuita hasta 2013”. Se libraban así sectores enteros, como el transporte aéreo, y hasta un total de 1.018 instalaciones industriales de las más contaminantes.

Las asociaciones ecológicas recuerdan además que pese a que cerca del 80% de la producción eléctrica francesa es nuclear, en invierno el país recurre a la importación masiva de energía europea, que incluye fuentes altamente contaminantes como el carbón. Según la Agencia de Medio Ambiente (Ademe), el consumo de electricidad emite cada año 42 millones de toneladas de CO2 en Francia. El propio Michel Rocard, el ex primer ministro socialista que presidió una comisión encargada de esbozar el proyecto, abogaba por incluir a la eléctrica en la imposición.

La noticia, totalmente inesperada, ha caído como un jarro de agua fría en el Elíseo. Sarkozy había defendido personalmente este impuesto, que llegó a comparar con reformas históricas de la magnitud de la descolonización o la abolición de la esclavitud. La prensa no ha dudado en calificar el revés de verdadero varapalo al jefe de Estado, como el vespertino Le Monde o el económico Les Échos, que hablaba de “una inmensa bofetada para el presidente”. El Gobierno francés se enfrenta también a un problema de credibilidad ante sus socios europeos, donde se ha propuesto impulsar la medida al conjunto de los países del grupo e imponer una tasa similar a la frontera de la Unión, aumentando el precio de las importaciones contaminantes.

En cualquier caso, el ejecutivo se niega a renunciar a su tasa carbono. Nada más conocerse la noticia, el primer ministro, François Fillon, anunció que su gobierno revisará el dispositivo tomando “plenamente en cuenta las observaciones” del Constitucional. Presentará su nueva versión ante el Consejo de Ministros del próximo 20 enero y podría ser adoptada en los próximos meses.

Más información: El País

“Su utilización, en comparación con cualquier combustible fósil, genera más empleo, aumenta la recaudación en cotizaciones y tributaria, disminuye el déficit exterior y suministra energía al cliente final a precios inferiores”. Así de contundente se muestra la Asociación Nacional de Empresas Forestales (Asemfo) en un informe que sirve de aportación de la patronal forestal al nuevo Plan de Energías Renovables actualmente en elaboración.

Si se tienen en cuenta todas las ventajas laborales y económicas enunciadas, no es de extrañar que en Asemfo afirmen que tienen una salida ecológicamente sostenible a la crisis: “la biomasa forestal primaria, la que se extrae de nuestros montes y bosques”. Según la principal conclusión de un estudio financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el que se analizan las “posibilidades, necesidades y expectativas” del sector, Asemfo considera que “la biomasa forestal genera más empleo y suministra energía más barata y limpia que el gas y el gasóleo”.

El documento subraya que es “muy alta la actual disponibilidad de biomasa forestal primaria en nuestros montes para destinos energéticos. Puede estimarse en más de 10 millones de toneladas/año (con el 25% de humedad) las necesarias para mantener un nivel de gestión silvícola razonable, totalmente compatible con la mejora de nuestras masas”.

 

10.000 puestos de trabajo directos en el monte

Otro de los cálculos que se hacen en el estudio es que “la utilización de esta biomasa se autofinancia en precios de 15-20 euros megavatio hora (MWh) y genera unos 10.000 puestos de trabajo directos en el monte”. Sin embargo, puntualizan que alcanzar este nivel de utilización requiere fomentar los usos térmicos y eléctricos. Para Asemfo, a pesar de su demostrada eficiencia como fuente de energía térmica, ésta “no ha tenido ningún tipo de apoyo significativo durante el actual PER 2005-2010”. Pero recuerda que el enfoque de contabilización de energía final de la nueva directiva de renovables obliga a España a hacer un especial esfuerzo en su utilización para usos térmicos. “Y fomentarla como fuente primaria de energía eléctrica”, apostillan.

Asemfo aprovecha para pedir al Gobierno que “desarrolle un mercado amplio y transparente de la biomasa forestal basado en criterios económicos, ecológicos y sociales” e insiste en sus ventajas “sostenibles”: combustible de fácil gestión, puede utilizarse en el momento y en el lugar en que se demande energía; no es un producto tóxico ni peligroso; crea empleo rural directo e indirecto; su utilización es idónea a pequeña escala en instalaciones con sistemas de limpieza de humos poco sofisticados; y el sector está en condiciones de recoger la biomasa forestal de la manera más eficiente posible.

Por último, y en comparación con otros biocombustibles, el informe recalca también otras ventajas, como que la combustión no produce en cantidad significativa elementos corrosivos (cloro en la biomasa herbácea) o tóxicos (productos de combustión de pinturas y colas en la biomasa recuperada o RSU).

Igualmente, reconocen que al tener un porcentaje de humedad variable y en algunos casos elevado, su capacidad calorífica puede ser menor que otras biomasas sólidas, característica que facilita su gestión a empresas de servicios que suministran energía térmica en contador. Para finalizar, afirman que sus costes de extracción son algo superiores que los de la paja, cáscara o hueso, pero muy inferiores al del gas natural y el gasóleo.

Más información: Energías Renovables

La Cooperativa Santa Catalina de la pedanía monovera del Mañán ha sufrido un importante robo en la central fotovoltaica ubicada en el tejado de su bodega. La instalación, de 1.000 metros cuadrados, comenzó a generar electricidad limpia en julio de 2007 pero la pasada semana los ladrones se llevaron 240 de las 714 placas solares de las que constaba el sistema energético.
Fue en una noche lluviosa en vísperas de Navidad. Accedieron por los campos situados en la parte trasera de la nave para no ser vistos desde la cercana carretera que cruza la pedanía y comunica los municipios de Monóvar y Pinoso. Inutilizaron la alarma y luego subieron al tejado con unas escaleras de gran tamaño. Debió tratarse de un número elevado de ladrones porque, en apenas un par de horas, desmontaron lo que los trabajadores de la empresa instaladora Solar Iniciativas Tecnológicas tardaron más de una semana en hacer. También se sospecha que emplearon un camión para poder transportar todo el material robado, cuyo valor será cuantificado a partir de hoy por el perito de la compañía aseguradora. En cualquier caso se estima que las pérdidas económicas podrían superar los 200.000 euros.
Algo debió ir mal porque los asaltantes abandonaron la “faena” a toda prisa sin llevarse consigo las escaleras ni las herramientas. A la mañana siguiente, cuando los trabajadores llegaron a la bodega, se percataron de lo acontecido y pudieron seguir el rastro que dejaron los delincuentes por el barrizal que tuvieron que cruzar para cargar las 240 placas solares en el camión en el que se dieron a la fuga sin ser descubiertos.
La planta tiene una potencia de 121,39 kWp y proporcionaba una cantidad de energía renovable un 13% mayor que el consumo total eléctrico de toda la bodega del Mañán. Ahora deberá permanecer cerrada durante un tiempo indeterminado hasta que puedan repararse los daños ocasionados.
Este diario ya informó en agosto de 2005 que este tipo de robos se estaba disparando en toda la provincia y especialmente en el Alto Vinalopó. Ya entonces las fuerzas de seguridad redoblaban esfuerzos para tratar de acabar con la que entonces era una nueva modalidad delictiva. Ahora ya no lo es. Las investigaciones también apuntaban al mercado negro del norte de África como principal destino del material sustraído por la gran demanda existente y por los problemas de abastecimiento energético que sufre la población.

Los transformadores como nuevo objetivo

A los habituales robos de cable eléctrico, del que los ladrones extraen el cobre que luego venden en el mercado negro a precios que oscilan entre los tres y seis euros el kilo, se suman ahora como nuevo objetivo los transformadores eléctricos de las partidas rurales. En ellos los delincuentes tienen a su alcance grandes cantidades de cobre con mucho menos riesgo de ser descubiertos. Este fin de semana en Villena han asaltado uno de ellos. Ha sido en una finca situada en el paraje del Puerto de la Harina, en la carretera que va de Villena a Pinoso. Pero no ha sido el único. Hace unas semanas un transformador ubicado en la carretera que va de la pedanía monovera del Mañán a la localidad de La Romana corría la misma suerte. En ambos casos los autores han podido obtener unos 300 euros de botín pero han causado daños superiores a los 12.000 euros.

Via: Monover.com

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó hoy que la tarifa eléctrica subirá un 2,6% para la gran mayoría de los consumidores el próximo 1 de enero.

De este modo, se cumplen las previsiones del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, que anticipó que el buen resultado de las subastas Cesur permitiría que la revisión del recibo de la luz correspondiente a enero de 2010 se saldara con una subida inferior al 2,7% previsto por este Departamento.

En rueda de prensa, tras la reunión del Consejo de Ministos, De la Vega dejó claro que el gas no subirá con la entrada del año, es decir, “sube 0”.

En cuanto a la tarifa de la electricidad, subirá el citado 2,6% para la mayoría de los consumidores (los que tienen la Tarifa de Último Recurso), y no subirá ni para los que tienen el bono social (quienes tienen una potencia contratada inferior a 3 kilovatios, los pensionistas, parados y familias numerosas) ni para quienes han contratado la tarifa con discriminación horaria (la antigua tarifa nocturna).

Más información: El Economista

La Sociedad participada por Fersa en un 100%, ha obtenido el Acta de Puesta en Marcha del parque eólico de Mudéfer II de 12,6 megavatios (MW), situado en la localidad de Caseres (Tarragona), el primero que pone en marcha en Cataluña.

Mudéfer II es el primer parque eólico que Fersa instala en Cataluña y, con su entrada en funcionamiento, la empresa incrementa su potencia instalada atribuible en explotación en 12,6 MW, hasta los 150,4 MW, ha informado la compañía.

Mudéfer II forma parte de un complejo más amplio que se va a completar con la instalación del parque eólico Mudéfer, de 45 MW, y con el que comparte las infraestructuras de evacuación. Este segundo parque, ya ha completado su obra civil y eléctrica, y está previsto que en enero de 2010 inicie la instalación de los aerogeneradores, para entrar en operación durante el primer semestre de 2010.

Ambos parques evacuarán la energía producida a través de la infraestructura eléctrica de AERTA, sociedad participada por el Grupo Fersa, la cual se encuentra ya plenamente operativa.

Con este hito Fersa prosigue con su plan estratégico para el año 2010, que consiste en la puesta en marcha de más de 240 MW en los distintos mercados geográficos dónde opera.

Más información: ABC.es

La patronal de pequeñas empresas distribuidoras, comercializadoras y productoras de electricidad, CIDE, pidió hoy que las primas al régimen especial se trasladen, en su totalidad o en parte, desde la tarifa eléctrica hasta los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Además, lamentó la “insuficiente” retribución para la actividad de distribución y alertó de que esta circunstancia “pone en peligro tanto el mantenimiento de las redes como las nuevas inversiones”.

En concreto, advierte de que a la partida destinada a la distribución de electricidad se le va a aplicar durante el próximo ejercicio un IPC negativo, en un momento en el que las pequeñas empresas aún se están adaptando al proceso de liberalización del sector.

Para CIDE, esta medida es “injusta” y “poco oportuna”, ya que las pequeñas empresas del sector eléctrico están teniendo que adaptarse muy rápidamente a un nuevo modelo de gestión de su negocio, al tiempo que responden a nuevas obligaciones como la puesta en marcha de los sistema de telegestión de contadores domésticos.

“No es aceptable que el Ministerio (de Industria) introduzca rebajas en los ingresos de estas empresas si lo que se pretende es disponer de una red eléctrica robusta y segura”, añade, antes de calificar de “absurdo” utilizar como argumento para aplicar la medida la menor demanda energética.

“Las líneas eléctricas instaladas no se desmontan porque no se consuma, sino que hay que seguir manteniéndolas, es más, el distribuidor tiene obligación de realizar nuevas instalaciones a cada solicitud de nuevo suministro”, por lo que “no es admisible que se establezcan recortes en la actividad de distribución”, añade.

PRIMAS Y DÉFICIT.

Por otro lado, los pequeños distribuidores indican que sólo las primas al régimen especial y los pagos previstos de las anualidades correspondientes al déficit de tarifa de años anteriores suponen un 49% de los costes previstos en la tarifa de acceso para el ejercicio 2010

Más información: Europapress.es

«Las plantas nos dan de comer y nos ayudan a prevenir y a cuidar enfermedades, el gobierno debería mimar mucho más las investigaciones que se centran en conocer mejor a las plantas», así de claro se manifiesta Rafael Lozano, máximo representante de la política científica en agricultura a nivel nacional del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Lozano estuvo ayer en la Estación Experimental del Zaidín (CSIC) para ofrecer una charla sobre el estado de la investigación agraria en España y las políticas que la rigen. Según el experto, las dos líneas de futuro en este ámbito son la genética aplicada y la biomasa. Sobre la primera de ellas explica que alterar genéticamente a las plantas es una fórmula muy eficaz para «hacer los cultivos tolerantes a plagas y a enfermedades y mejorar la calidad del producto final», además de para «conseguir elaborar sistemas de cultivo más sostenibles, con un menor consumo de agua y sin usar pesticidas o compuestos que contaminen el entorno», añade.

Por otro lado, el experto asegura que es imprescindible optimizar la producción de biomasa en el país para que ocupe el lugar que le pertenece como fuente renovable.

El investigador granadino relata que aunque la agricultura está muy desarrollada en España, «estamos en una situación ampliamente mejorable y nuestro país debería apoyar mucho más a estas investigaciones», un hecho que, según el experto, ya se ha producido en otros países como Holanda, Francia, Reino Unido o EE UU.

Lozano indica que el avance y el progreso de este sector pasa por tres pilares, el primero de ellos es la investigación básica, que consiste en el trabajo de base y que es esencial como punto de partida. El segundo es la investigación aplicada, es decir, buscar una manera de mejorar la productividad a partir de esa base. Y el tercero reside en conseguir una interacción efectiva entre poder público y privado para financiar dichos proyectos.

Más información: Ideal.es