Según la vicepresidenta Elena Salgado, el anteproyecto de ley mantiene en 40 años la duración de la vida útil de las centrales nucleares, pero ahora quedará establecido por Derecho y se incorporarán unos “requisitos estrictos y reglados” para prolongar este plazo en “casos excepcionales”. Fuentes de Economía precisaron que estos requisitos estarán relacionados con el impacto medioambiental y con la seguridad, aspectos sobre los que ya emite los correspondientes informes no vinculantes el Consejo de Seguridad Nuclear.

En el caso de la central de Garoña, las recomendaciones del Consejo no fueron tenidas en cuenta por lo que fuentes gubernamentales explican que decisiones como ésta obedecerán exclusivamente “a criterios políticos”. En la intención del Gobierno está, pues, convertir una situación de hecho en una de Derecho en lo que respecta a la regulación de la vida útil de este tipo de instalaciones, pero manteniendo una cierta arbitrariedad. El marco legislativo vendrá acompañado de una nueva ley para actualizar la responsabilidad civil en el ámbito de la energía nuclear.

El anteproyecto de ley aprobado en Consejo de Ministros incorpora un amplio abanico de medidas, muchas de ellas sin concreción normativa, buena parte de las cuales se proyectan más allá de 2013 y, por lo tanto, escapan al mandato del actual Gobierno. Además, el anteproyecto tendrá que pasar todavía por numerosos filtros: el CES, el Consejo de Estado, la Conferencia de Presidentes y la tramitación parlamentaria, que no estará concluida, como mínimo, hasta mediados de 2010. Elena Salgado trató el texto con sindicatos y CEOE pero matizó que la reunión era sólo informativa y no tenía carácter negociador.

La llamada Economía Sostenible aparece ordenada en tres grandes capítulos: la mejora del entorno económico, la competitividad y la sostenibilidad medioambiental.

Más información: Cincodias.com

planta-biomasa-pellets-energias-alternativas-limpias-biocombustible-eficiencia-energetica-ahorro-calefaccionLas llamadas energías limpias son también una fuente generadora de actividad económica. La empresa gijonesa Jomasa construirá en Burgos una planta de «pellets» con capacidad para producir 80.000 toneladas al año de este material procedente de los residuos del bosque y que surte a las calderas de biomasa para producir energía. El proyecto representa la primera incursión de la firma gijonesa en el mercado de las energías renovables e incluye una inversión aproximada de nueve millones de euros, con la previsión de crear entre 27 y 30 puestos de trabajo para una instalación totalmente automatizada que funcionará las 24 horas del día a tres turnos.

Una caldera alimentada con «pellets» reduce a la mitad el gasto en combustible para la calefacción y el agua caliente. El consejero delegado de Jomasa, Joaquín García, explica así la proporción: «Un año de “pellets” son seis meses de gasóleo». Como ventajas de esta nueva fuente de energía limpia, García añade que se trata de un recurso inagotable, no genera problemas de almacenamiento, es inodoro y no entraña riesgos de emisiones. «Tenemos una dependencia excesiva del gas y del petróleo, pero no sabemos lo que va a pasar en el futuro», subraya el directivo, satisfecho del despertar español hacia la biomasa.

En 2006 se fabricaron 30.000 toneladas de «pellets» en todo el país; en 2007 fueron 95.000 y en 2008 se alcanzaron las 160.000 toneladas, el equivalente al consumo de unos 30.000 hogares. Teniendo en cuenta que una vivienda de tamaño medio emplea cinco toneladas al año de estas pequeñas pastillas de madera, las perspectivas de futuro son muy halagüeñas frente al previsible agotamiento de los combustibles fósiles.

Quince edificios del barrio ovetense de Buenavista ya lo han probado y comparten desde hace un año una caldera alimentada con «pellets». Para ellos el gasto en combustible para la calefacción y el agua caliente se ha reducido a la mitad: han bajado más de 200.000 euros al año. Los países nórdicos, Reino Unido, Austria, Italia y Alemania llevan años aprovechándose de las ventajas de la biomasa. En España, ayuntamientos y particulares han comenzado a incorporar calderas alimentadas por «pellets».

Más información: Lne.es

Iberdrola Renovables ha generado en su Área de energía limpia del Alto Tajo, situada en la provincia de Guadalajara, cerca de 100 puestos de trabajo directo e indirecto en tres años, lo que representa el 20% del empleo generado por la Compañía en la Comunidad de Castilla-La Mancha, que hasta la fecha es de unas 500 personas.

El Área del Alto Tajo, compuesta por tres instalaciones (el complejo eólico y el aula de la energía de Maranchón, y la planta de biomasa forestal de Corduente), es un ejemplo del compromiso de Iberdrola Renovables con Castilla-La Mancha y la generación de riqueza y empleo en la región.

En el municipio de Maranchón se encuentra el mayor parque eólico de España. Tiene 104 aerogeneradores, una potencia instalada de 208 megavatios (MW) y da empleo a unas 60 personas. Desde que se inauguró, en mayo de 2006, produce una media de 500.000 megavatios por hora (MWh) anuales, lo que equivale al consumo de 590.000 personas.

Se trata de una de las instalaciones renovables más emblemáticas de la Empresa y es un ejemplo del progreso que aporta la energía eólica a las zonas rurales. De hecho, esta instalación ha recibido visitantes de los cinco continentes.

Además, Iberdrola Renovables inauguró en julio de 2009 en la localidad de Corduente, junto al Parque Natural del Alto Tajo, su primera planta de biomasa forestal, que es además la primera de estas características en España.

Más información: Guadalajaradosmil.es

recibo-luz-factura-electricidad-tarifa-electrica-costes-energia-acuerdo-gobierno-sector-energeticoYa ha comenzado la cuenta atrás para acordar la tarifa eléctrica del próximo año. Se trata de uno de los mayores quebraderos de de cabeza de Industria por el tinte social de esta medida. Este año no será para menos: el Gobierno ha ido aprobando o acordando a lo largo del curso una serie de incentivos a las renovables y al carbón autóctono.

Y todos estos costes los tendrán que pagar los consumidores a través del recibo de la luz. Fuentes del sector explicaron a elEconomista que tanto las eléctricas como el Ministerio están buscando fórmulas para que no se dispare el recibo.

Como telón de fondo no podía faltar Bruselas, ya que la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea ha pedido información a España para estudiar si las medidas propuestas para incentivar el consumo de carbón autóctono supondrían una ayuda de Estado a los productores de electricidad.

Recortar 1.400 millones

Así, las compañías piden en las reuniones que se están manteniendo con los responsables de Industria que se acelere el traspaso de los costes extraordinarios de generación y distribución en las islas (costes extrapeninsulares) a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Las eléctricas alegan que de esta manera se conseguiría limpiar la tarifa de un coste anual de alrededor de 1.400 millones de euros.

El pasado mes de mayo, el Gobierno ya aprobó el Real Decreto 6/2009, que regula que estos costes se incluyan progresivamente en los Presupuestos durante los próximos cuatro años. Pero las eléctricas piden que esta modificación se haga de golpe si no se quieren disparar las subidas tarifarias.

Más información: Eleconomista.es

biomasa_produccion_energia_electricidadMiguel Trossero, experto en usos energéticos de la madera de la FAO, y Álvaro Picardo, miembro de la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF), han coincidido en resaltar en el 5º Congreso Forestal Español las potencialidades de la biomasa forestal con fines energéticos, que si se aprovechara al máximo en España podría aportar el 75% de la demanda eléctrica que cubre ahora el parque nuclear.

Miguel Trossero y Álvaro Picardo no han parado de ofrecer datos y cifras que hablan de las posibilidades reales que tiene la bioenergía basada en la industria forestal. El primero, que solo se aprovechan 20 millones de metros cúbicos de madera al año, cuando la cifra podría alcanzar, con una explotación sostenible, los 50 millones. Este escaso 40% contrasta con la media del 65% que presenta Europa. “Si se aprovecharan los 30 millones de metros cúbicos restantes, la energía generada supondría el 75% de la que produce la nuclear al año en España”, sentenciaron ambos.

Los dos expertos han mantenido un encuentro con la prensa esta misma mañana en el marco del 5º Congreso Forestal Español, que se celebró del 21 al 25 de septiembre en Ávila, para responder a tres preguntas fundamentales: ¿hay posibilidad de obtener madera para usos energéticos?, ¿cuánta se puede llegar a extraer con los medios actuales? y ¿se puede poner en el mercado y ser competente con otros combustibles? Sí a todo, y con argumentos, pero también solicitando colaboración.

Un PER cicatero con la biomasa forestal

Para Miguel Trossero, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “uno de los grandes retos del sector forestal español es apostar por este tipo de producto, que requiere de políticas adecuadas e incentivos y ayudas para aprovechar este potencial”. Álvaro Picardo, experto en biomasa forestal de la SECF, aclaró que “en España disponemos de políticas y planificación, pero esto no despega y es imprescindible darle un impulso, porque el Plan de Energías Renovables es un poco cicatero en las ayudas a este tipo de producto energético”.

Más información: Portaldelmedioambiente.com