Según datos divulgados hoy por la Entidad Reguladora de los Servicios Energéticos (ERSE) lusa, Endesa alcanzó en noviembre de 2009 el segundo lugar del mercado en consumo eléctrico abastecido, con el 16,2 por ciento, por encima de Iberdrola, que llegó al 16%,.

No obstante, la lusa EDP Comercial continúa dominando el sector, ya sea en el consumo eléctrico, donde tiene un 63% de cuota en su abastecimiento, o en el número de clientes, segmento en el que posee cerca del 95% del total.

Asimismo, ERSE considera que el mercado liberalizado de Portugal está en crecimiento desde que se decretó su liberalización en 2006, ya que el consumo total anual del país pasó del 2,5% de noviembre de 2008 al 41,9% del mismo mes de 2009.

El organismo luso atribuye esta subida al incremento de los clientes industriales y cifra el número de abastecimientos en el mercado liberalizado en más de 269.000 consumidores.

Endesa, presente en Portugal desde hace dieciséis años, también suministra electricidad a un millar de familias en el mercado doméstico luso desde agosto de 2009, propiciado por los cambios en la reglamentación del sector.

Por su parte, Iberdrola, presente sobre todo en los segmentos de consumidores industriales y pequeños negocios, ha apostado por Portugal y ya proyecta el complejo hidroeléctrico del Alto Támega, en el norte del país, cuya puesta en marcha se prevé para 2012 y en el que invertirá alrededor de 1.700 millones de euros.

Más información: ABC

Más de 6.300 clientes de alta tensión, en su mayoría administraciones públicas, pueden quedarse sin luz en enero por no haber contratado su suministro en el mercado eléctrico y seguir acogidos a la tarifa regulada, según datos de las principales compañías eléctricas.

Estos usuarios deben estar obligatoriamente en el mercado libre desde el 1 de julio de 2008, aunque se les concedió un año de plazo para hacer el cambio, que posteriormente se amplió seis meses. Desde entonces, estos usuarios sufren recargos en su factura, que inicialmente fueron del 5% al trimestre y que desde julio de este año son del 20% sobre la Tarifa de Último Recurso (TUR), la única que fija el Gobierno.

Fuentes del Ministerio de Industria han apuntado que el Ejecutivo no tiene previsto aprobar una nueva ampliación, por lo que las comercializadoras podrán cortar la luz a estos clientes indebidamente acogidos a tarifa salvo en el caso de servicios esenciales, como pueden ser los hospitalarios, el alumbrado urbano o las instalaciones militares.

Por su parte, representantes del sector explicaron que muchos de estos puntos de suministro de alta tensión pendientes de pasar a mercado corresponden a organismos y administraciones públicas que tienen una menor movilidad a la hora de hacer cambios y que deben convocar concursos para adjudicar contratos. En otros casos, el problema radica en que las compañías, dado su historial como clientes acogidos a tarifa, los consideran “malos pagadores” y no les ofrecen contratos por morosos.

Dificultades del mercado liberalizado:

Antes del verano, los clientes de alta tensión indebidamente acogidos a tarifa rondaban los 20.000, cifra que se ha reducido sensiblemente tras las campañas de captación individualizadas efectuadas por las eléctricas, que buscan la forma legal de poder traspasarlas a una comercializadora libre.

En su última reunión del año, el Consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) analizó las dificultades para contratar el suministro de energía eléctrica en el mercado liberalizado que están enfrentando muchas entidades locales y otras administraciones públicas.

Tras el análisis, el supervisor de los mercados energéticos ha abierto un expediente informativo para analizar los casos de los que tiene conocimiento y, en su caso, formular a Industria una propuesta regulatoria que permita paliar “razonablemente” las dificultades detectadas.

Fin de las tarifas reguladas:

El 1 de julio de 2008 desaparecieron todas las tarifas reguladas de alta tensión y en julio de este año ocurrió lo mismo con las de media y baja tensión, salvo para aquellos usuarios con potencias contratadas iguales o inferiores a los 10 kilovatios (unos 25 millones hogares y pequeños negocios), que pueden escoger entre acudir al mercado o acogerse a la TUR.

Los clientes con potencias superiores a 10 kilovatios que aún no están en el mercado libre -principalmente empresas- sufrirán recargos del 5% al trimestre sobre la tarifa hasta abril de 2010, con lo que al final del periodo sumarían un sobrecoste del 15%.

A partir de esa fecha, pagarán la TUR más un recargo del 20% y dispondrán de otros seis meses para elegir comercializadora, tras lo que, en caso contrario, les será cortado el suministro.

Más información: ABC

La patronal de pequeñas empresas distribuidoras, comercializadoras y productoras de electricidad, CIDE, pidió hoy que las primas al régimen especial se trasladen, en su totalidad o en parte, desde la tarifa eléctrica hasta los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Además, lamentó la “insuficiente” retribución para la actividad de distribución y alertó de que esta circunstancia “pone en peligro tanto el mantenimiento de las redes como las nuevas inversiones”.

En concreto, advierte de que a la partida destinada a la distribución de electricidad se le va a aplicar durante el próximo ejercicio un IPC negativo, en un momento en el que las pequeñas empresas aún se están adaptando al proceso de liberalización del sector.

Para CIDE, esta medida es “injusta” y “poco oportuna”, ya que las pequeñas empresas del sector eléctrico están teniendo que adaptarse muy rápidamente a un nuevo modelo de gestión de su negocio, al tiempo que responden a nuevas obligaciones como la puesta en marcha de los sistema de telegestión de contadores domésticos.

“No es aceptable que el Ministerio (de Industria) introduzca rebajas en los ingresos de estas empresas si lo que se pretende es disponer de una red eléctrica robusta y segura”, añade, antes de calificar de “absurdo” utilizar como argumento para aplicar la medida la menor demanda energética.

“Las líneas eléctricas instaladas no se desmontan porque no se consuma, sino que hay que seguir manteniéndolas, es más, el distribuidor tiene obligación de realizar nuevas instalaciones a cada solicitud de nuevo suministro”, por lo que “no es admisible que se establezcan recortes en la actividad de distribución”, añade.

PRIMAS Y DÉFICIT.

Por otro lado, los pequeños distribuidores indican que sólo las primas al régimen especial y los pagos previstos de las anualidades correspondientes al déficit de tarifa de años anteriores suponen un 49% de los costes previstos en la tarifa de acceso para el ejercicio 2010

Más información: Europapress.es

¿Todo renovables?

21 octubre 2009

mix_de_generacion_energias_renovables_futuro_energetico_sostenibilidadEl uso de fuentes de energía renovables para la generación eléctrica permite evitar la utilización de combustibles (con la excepción de la biomasa) así como la emisión de CO2 y otros gases contaminantes; representa, por tanto, una contribución decisiva para alcanzar los objetivos de ahorro de recursos energéticos, protección medioambiental, reducción de la dependencia exterior en el abastecimiento de combustibles y diversificación del mix de generación.

Los compromisos suscritos por España con la UE para 2020 ya son lo suficientemente exigentes

Pero, al mismo tiempo, supone un sobrecoste para la generación eléctrica (en relación a la generación convencional) e impone nuevas exigencias a la gestión de la fiabilidad del sistema y a la arquitectura y tecnología de las redes de transporte y distribución que se traducen en costes suplementarios para el sistema eléctrico. Por otro lado, si el peso de las energías renovables en el mix de generación fuese muy elevado se requerirían cambios significativos en la regulación y funcionamiento de los mercados eléctricos.

La introducción de las energías renovables en la generación eléctrica exige, por tanto, elegir la combinación óptima (renovables y no renovables) en el dilema entre la contribución de las energías renovables al logro de los objetivos de sostenibilidad y seguridad del sistema energético y el sobrecoste que implica para el sector eléctrico; además, el calendario de incorporación deberá acompasarse a la integración de las necesarias innovaciones tecnológicas tanto en generación como en transporte, distribución y almacenamiento, y, por supuesto, a un proceso de sustitución del parque de generación actual justificado bien por razones económicas, bien por imperativos de seguridad o medioambientales.

El objetivo de un mix de generación con un peso significativo, pero limitado, de las energías renovables suscita un amplio consenso, aunque implique un sobrecoste. Además, nuestros compromisos con la Unión Europea exigen que el año 2020 la presencia de energías renovables en el balance energético español alcance el 20% lo que requerirá un peso del 40%/45% de dichas energías en el mix de generación eléctrica (en 2008, esta cifra alcanzó ya un 24% en España). Resulta discutible, sin embargo, la opción, defendida por algunas instituciones y expertos, de fijar como meta a largo plazo para la política energética alcanzar un sistema eléctrico con un 100% de energías renovables en su mix de generación.

Más información: Elpais.com

ahorro_factura_gas_electricidad_eficiencia_energeticaLa Consejería de Universidades, Empresa e Investigación ha editado la guía informativa sobre la ‘Liberalización de los Mercados Energéticos’ para informar a las pymes y a los ciudadanos sobre sus derechos a la hora de contratar el suministro eléctrico y de gas, además se ofrecen una serie de recomendaciones para obtener mayores beneficios. En concreto, el director general de Industria, Energía y Minas, José Francisco Puche, aseguró que “haciendo un buen uso de la guía, cualquier empresa o usuario doméstico puede ahorrarse hasta un 15 por ciento de la factura sin perder calidad en el suministro”.

Esta guía es una iniciativa del Plan Industrial de la Región de Murcia que establecía la realización de este tipo de documentos informativos dentro de las acciones de impulso para mejorar el tejido productivo regional. En este sentido, Puche destacó que “teniendo en cuenta las subidas de las tarifas de electricidad y gas que encarecen los procesos productivos y graban a las familias, una herramienta como esta guía era necesaria y será útil, porque simplemente eligiendo la compañía comercializadora se pueden obtener beneficios”.

La guía establece un recorrido didáctico en nueve apartados por el proceso de liberalización del mercado eléctrico y del gas. Los dos primeros muestran los antecedentes de la liberalización y el propio proceso que se ha seguido en la Unión Europea y España para lograr competividad en el suministro energético, mejorar la calidad del servicio y ampliar la oferta.

El tercer capítulo, centrado en el mercado eléctrico y las alternativas de suministro, incide sobre cómo afecta la regulación al consumidor. El cuarto capítulo es similar al anterior, pero centrado en el gas natural. El quinto y el sexto son más técnicos y tratan sobre las compañías comercializadoras y la legislación vigente.

El séptimo es un glosario y definiciones para favorecer la fácil compresión del documento. Por último, el octavo y noveno recogen páginas de Internet de utilidad y un listado de las oficinas de información al consumidor de la Región.

Más información: Laverdad.es